Incendiadas en Níger, al menos 7 iglesias católicas

Suman 10 personas muertas en dos días de protestas contra el semanario francés; musulmanes queman también la casa del ministro de Exteriores.
Bares y casinos tambien fueron atacados en la ciudad de Niamey.
Bares y casinos tambien fueron atacados en la ciudad de Niamey. (Boureima Hama/AFP)

Niamey-Bamako

Cinco personas murieron ayer en la capital de Níger en protestas por la publicación de caricaturas de Mahoma en el semanario francés Charlie Hebdo, informó el presidente del país, Mahmadou Issoufou.

Las víctimas se hallaban en varias de las siete iglesias católicas y bares incendiados en Niamey, según el gobernante.

Issoufou elevó, además, de cuatro a cinco los muertos en similares protestas ocurridas el viernes en Zinder, la segunda ciudad de del país norafricano.

Las agencias de noticias europeas contabilizaban entre seis y siete iglesias incendiadas ayer en la capital, aunque varios testigos aumentaron la cifra a al menos una decena.

En esta nueva jornada de protestas, un número indeterminado de personas resultaron heridas por los enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas del orden que procedieron al uso de gases lacrimógenos.

Los manifestantes incendiaron la casa familiar del ministro de Exteriores nigerino, Mohamed Bazoum, presidente del Partido Nigerino para la Democracia y El Socialismo actualmente en el poder, sin aparentemente causar víctimas mortales.

Medios privados informaron de la detención de cinco ulemas, pero ninguna fuente oficial lo confirmó.

También varias tiendas de venta de bebidas alcohólicas, locales de juego de azar, dos vehículos de policía y neumáticos fueron incendiados.

Ante los nuevos disturbios e incendios de iglesias, los clérigos musulmanes llamaron a la calma a través de la radio nacional e instaron a los manifestantes a mostrar la “tolerancia del islam y de poder convivir en paz con la comunidad cristiana”.

Este llamamiento se divulgó tras una reunión entre los teólogos musulmanes con el primer ministro de Níger, Brig Rafini, y los ministros de Interior, Hassouni Massaoudou, y de Justicia, Marou Amadou.

El gobierno de Francia exhortó a los franceses residentes en Niamey a no salir de sus viviendas.

El viernes, cinco personas murieron en violentos enfrentamientos en la ciudad de Zinder, en el centro-oeste de Níger, después de una manifestación convocada para condenar la presencia de Issoufou, junto a otros mandatarios, el pasado domingo en la gran marcha de París por los atentados yihadistas contra Charlie Hebdo el 7 de enero que causaron 12 muertos.

Los manifestantes protestaron por el último número del semanario francés del pasado miércoles, en cuya portada se ve al profeta Mahoma entristecido y derramando una lágrima mientras muestra el lema “Je suis Charlie” (“Yo soy Charlie”), bajo el titular “Todo está perdonado”.

El mundo musulmán ha reaccionado con ira a la publicación de este último número de Charlie Hebdo, reproducido por varios diarios europeos y que han considerado una provocación.

También en Mali varios miles de personas se manifestaron, pero de manera pacífica, para denunciar las caricaturas de Charlie Hebdo.

Esta es la segunda marcha de protesta pacífica organizada en el país tras otra similar el viernes en Bamako, la capital,  en la que decenas de miles de personas salieron a las calles para condenar la publicación de las viñetas.

En Ingusetia, una pequeña república del Cáucaso ruso, cerca de 15 mil personas se congregaron ayer para protestar contra la publicación de las nuevas caricaturas.

Tras la tradicional oración semanal musulmana, miles de personas se manifestaron el viernes en Senegal, Siria, Mali, Argelia, Afganistán, Pakistán, Qatar, Turquía, Mauritania y Níger, contra Charlie Hebdo.  


HOLLANDE YA ES MÁS POPULAR

La popularidad del presidente francés, François Hollande, en su nivel más bajo antes de los atentados de la semana pasada en París, subió diez puntos en solo una semana para alcanzar 34 por ciento de “satisfechos”, según una encuesta publicada ayer.

El primer ministro, Manuel Valls, ovacionado el martes por los diputados de la Asamblea Nacional, aumentó a su vez nueve puntos y supera al presidente con 44 por ciento de aceptación, según un sondeo del instituto BVA solicitado por una cadena de televisión.

No obstante, 65 por ciento tiene una “mala” o “muy mala” opinión del jefe de Estado en funciones, contra 75 por ciento en diciembre y 76 por ciento el 6 de enero, la víspera del atentado contra el semanario francés Charlie Hebdo.

Hollande remontó su popularidad desde mediados de diciembre, luego de rozar 20 por ciento, un nivel en extremo bajo al que no llegaron de manera duradera sus predecesores en el Palacio del Elíseo. (AFP/París)