• Regístrate
Estás leyendo: En cautiverio: los secuestros más largos en el mundo
Comparte esta noticia
Martes , 14.08.2018 / 04:29 Hoy

En cautiverio: los secuestros más largos en el mundo

El caso de 13 hermanos mantenidos en cautiverio en California es el más reciente de varios secuestros prolongados que han conmocionado al mundo, y que aquí te recordamos.

Publicidad
Publicidad

El caso de 13 hermanos, de 2 a 29 años, mantenidos en cautiverio por sus padres durante años en California hace rememorar otros encierros prolongados, ya sea en un marco familiar o fruto de un secuestro.

TE RECOMENDAMOS: Hallan en California a 12 niños encadenados por sus padres

Secuestradas por la familia

En diciembre de 2017 en Osaka, oeste de Japón, una joven de 33 años fue hallada muerta. Sus padres se entregaron a la policía y confesaron haberla encerrado en una pequeña habitación de su casa desde que tenía 16 o 17 años, porque tenía una discapacidad mental. El día de su muerte, la joven pesaba apenas 19 kilos.

En Londres, el gurú de una secta maoísta, Aravindan Balakrishnan, de 75 años, fue condenado en enero de 2016 a 23 años de prisión por haber violado a dos de sus seguidoras y secuestrado a su propia hija durante 30 años. Le pegaba desde que tenía cuatro años para exorcizar sus "tendencias fascistas", según sus palabras. La joven logró huir en noviembre de 2013 gracias a una asociación.

En Nápoles, Italia, Maria Monaco, de 47 años, fue secuestrada durante 18 años en una habitación por su familia, en castigo por haber tenido un hijo fuera del matrimonio. La policiía la liberó en junio de 2008, tras recibir una llamada anónima. Su hijo, de 17 años, vivía normalmente y estaba escolarizado.

En Austria, Elisabeth Fritzl fue secuestrada y violada durante 24 años, de 1984 a 2008, por su padre Josef en el sótano de la casa familiar en Amstetten. El caso se dio a conocer en la primavera de 2008, con la hospitalización de uno de los siete hijos fruto de la relación incestuosa que tuvo con su hija. Fritzl, que había matado a uno de los bebés, fue condenado a cadena perpetua e internado en un centro psiquiátrico.

Secuestradas por desconocidos

En Estados Unidos, Ariel Castro secuestró y violó durante diez años a tres jóvenes en su casa de Cleveland, en el estado de Ohio. Fue detenido en mayo de 2013 después de que una de sus víctimas huyera y condenado a cadena perpetua; se ahorcó en su celda en septiembre de 2013.

El 26 de agosto de 2009, Jaycee Dugard, de 29 años, fue hallada "en buen estado de salud" en el jardín de una casa de la región de San Francisco, después de haber sido secuestrada por una pareja durante 18 años y haber tenido dos hijos en cautividad con su secuestrador. Fue raptada en 1991, con 11 años, por Phillip Garrido, cuando esperaba el autobús. Phillip y Nancy Garrido fueron condenados a cadena perpetua.

En Austria, el 23 de agosto de 2006, Natascha Kampusch, de 18 años, fue encontrada vagando por las calles de los alrededores de Viena, después de haberse escapado de la habitación subterránea donde la mantuvo secuestrada durante ocho años Wolfgang Priklopilson, quien se suicidó el mismo día. La joven austriaca fue raptada con diez años, el 2 de marzo de 1998, cuando iba camino al colegio.

En enero de 2000, en Japón, una joven que fue secuestrada con nueve años cuando iba de camino a la escuela en noviembre de 1990, fue hallada en la región de Niigata. La mujer fue encontrada por los médicos que fueron por el secuestrador para ingresarlo en el hospital a petición de su madre, que encontraba su comportamiento "extraño". Fue condenado en 2003 a 14 años de prisión.

En Bélgica, Marc Dutroux, detenido el 13 de agosto de 1996, fue declarado culpable del rapto y de la violación de seis niñas y adolescentes, de las cuales mató a cuatro y a dos las mantuvo varios meses en un escondite instalado en una de sus casas. Fue condenado a cadena perpetua.

RLO

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.