Hackers acceden a datos de 4 millones de empleados en EU

Según el periódico The Washington Post el ciberataque, que compromete los datos de los empleados federales, podría haber sido perpetrado por piratas informáticos chinos, mientras el FBI ha ...
Piratas informáticos realizaron un robo millonario en bancos de varios paises.
Piratas informáticos comprometieron los datos de millones de empleados federales en EU. (Shutterstock)

Washington

Un grupo de piratas informáticos violó el sistema de una agencia del Gobierno de Estados Unidos que recolecta información personal de trabajadores federales, comprometiendo los datos de unos cuatro millones de empleados actuales y pasados, dijeron hoy autoridades.

Según el periódico The Washington Post podría haber sido perpetrado por hackers chinos. En uno de los mayores ciberataques contra las autoridades de EU, los piratas informáticos lograron acceder a datos de los cuatro millones de empleados y ex colaboradores del gobierno federal.

Un funcionario informó que el ciberataque se originó en el exterior, pero no confirmó ni desmintió que haya sido en China, como reportaron más temprano varios medios de prensa. El FBI dijo que lanzó una investigación.

La Oficina de Gestión de Personal detectó nueva actividad maliciosa que afectó sus sistemas en abril y el Departamento de Seguridad Nacional dijo que determinó que a comienzos de este mes, los datos de la agencia habían sido comprometidos.

"El FBI está trabajando con nuestros socios para investigar el tema", dijo la agencia en un comunicado. "Tomamos con mucha seriedad todas las amenazas potenciales al sector público y privado, y seguiremos investigando", agregó.

"Como resultado del incidente", descubierto en abril, la Oficina de Administración del Personal del gobierno (OPM, en inglés) dijo que "enviará notificaciones a aproximadamente cuatro millones de personas".

El ataque informático habría sido iniciado en diciembre por piratas chinos, según el periódico The Washington Post, que cita a autoridades estadunidenses que declararon bajo condición de anonimato. En ese caso se trataría del segundo ciberataque a esta agencia perpetrado por China.

La OPM maneja cientos de miles de investigaciones de antecedentes de potenciales funcionarios del gobierno cada año. En este caso, no queda claro si el ciberataque afectó a datos de altos funcionarios de la administración. La OPM recurrió a nuevas herramientas informáticas los últimos meses, las cuales le permitieron detectar el ataque cuatro meses después.

De ataque en ataque

El FBI y el Departamento de Seguridad Interior indicaron que investigan el caso. El FBI "tomará en serio todos los ataques potenciales contra los sistemas del sector público y privado", indicó en un breve comunicado.

La policía federal estimó que "todos aquellos que son una amenaza en el ciberespacio" deberían rendir cuentas. "Proteger los datos de nuestros empleados federales de incidentes cibernéticos maliciosos es de prioridad mayor", dijo la directora de la OPM, Katherine Archuleta.

"Tomamos muy en serio nuestra responsabilidad de proteger las informaciones archivadas en nuestros sistemas", añadió. La OPM llamó a todas las potenciales víctimas a ser "suspicaces" a la hora de gestionar sus cuentas bancarias o manipular sus datos personales.

Los ciberataques se han multiplicado estos últimos meses en Estados Unidos, en especial contra grandes grupos como la distribuidora Target, la aseguradora de salud Anthem o los estudios cinematográficos Sony Pictures Entertainment.

El año pasado, piratas chinos accedieron a la red informática de la OPM y de dos subcontratistas. El ataque apuntó especialmente a los archivos de candidatura para una acreditación "Top Secret" de decenas de miles de empleados. Ese ataque de marzo de 2014 fue inmediatamente bloqueado y un alto responsable estadunidense se lo atribuyó a piratas chinos.

El mismo año, piratas informáticos accedieron también a casillas de correo de la Casa Blanca y del Departamento de Estado, incluida la del presidente Barack Obama, admitieron recientemente funcionarios estadunidenses. En este caso se acusó a Rusia de haber llevado a cabo el ataque, según el periódico The New York Times.