• Regístrate
Estás leyendo: Emma González, el nuevo rostro contra las armas
Comparte esta noticia

Emma González, el nuevo rostro contra las armas

El sábado, en Washington, la joven de origen cubano se mostró como lo que es, la vocera más activa #NeverAgain.

Publicidad
Publicidad

Durante seis minutos y algunos segundos, Emma González tomó el micrófono ante la gran marcha histórica contras las armas organizada el sábado en Washington en homenaje a las víctimas del liceo de Parkland, Florida, donde el pasado 14 de febrero el atacante y ex alumno Nikolas Cruz, de 19 años, sólo necesitó de ese mismo tiempo para lanzar 150 disparos y matar a 17 personas, en su mayoría estudiantes.

La idea de la gran marcha surgió de los mismos alumnos de Parkland sobrevivientes, como Emma, de la masacre, convertida la joven en uno de los rostros del combate contra las armas en EU y “la vocera más eficaz del movimiento”, como la califica en un amplio retrato el semanario francés Le Nouvel Observateur (L’Obs).

Cuando en el día de San Valentín el joven desequilibrado Nikolas Cruz comenzó a disparar sobre sus ex compañeros, Emma estaba en el anfiteatro con una docena de otros alumnos. Pasaron ahí dos horas antes de que la policía los evacuara, y por la noche, Emma descubrió en internet la lista de los 17 muertos, reconociendo a muchos de ellos.

En los días que siguieron a la matanza, “un pequeño grupo de estudiantes se reunieron en el aula de Cameron Kasky, todos ellos de la generación de los “mass shootings” (tiroteos masivos). Enviaron tuits, mensajes a los medios y reflexionaron. Fue entonces cuando crearon el movimiento #NeverAgain (Nunca Más).

Emma Gonzalez (1999) creció en Parkland, hija de madre tutora de matemáticas y padre cubano, José González, abogado de ciberseguridad, que inmigró de Cuba a Nueva York en 1968. Para L’Obs, el carisma y el valor de Emma tras la masacre –siendo además presidenta de la alianza Homosexual-Heterosexual de su escuela–, han hecho de ella rápidamente la principal figura del movimiento. Junto a otros alumnos, Emma mostró “un aplomo demencial”, dice L’Obs en las diversas transmisiones de tv, como fue el 18 de marzo en el programa “60 Minutes”, el 21 de febrero en CNN ante la vocera de la Asociación Nacional de Rifle (NRA) e incluso el 23 de marzo en el estudio de Ellen DeGeneres. Y en los últimos días, Emma Gonzalez atrapa la atención como figura central en la magnífica portada de Time dedicada a su movimiento. “Tengo 18 años, soy cubana y bisexual”, escribió Emma en un texto publicado el 26 de febrero en la revista de moda Harpers Bazaar” y agregó: “Soy tan indecisa que soy incapaz de elegir un color preferido [...]. Dibujo, pinto, tejo, coso, bordo, todo lo que puedo fabricar con mis manos mirando Netflix, lo hago. Pero nada de eso tiene importancia”.

El sábado 24 de marzo, la estudiante sumó una bandera cubana a su vestuario, una referencia a sus orígenes. Y tampoco olvida, como parte de la generación de los “mass shootings”, que nació unos meses después de la masacre estudiantil de Columbine, en Colorado.

Sus padres no ocultan su temor ante los riesgos que pueda enfrenta Emma en su rechazo a las armas.

Los elogios por el apoyo de su liceo Marjory Stoneman Douglas, no faltan, como tampoco la mención a un profesor en especial, Jeffrey Foster, que les acababa de hablar en su curso sobre la influencia de los lobbys, como la NRA, sobre el poder en EU. Foster organizó talleres y debates sobre el tema, sin imaginar que los argumentos dados a sus alumnos iban a ser replicados por ellos poco después en los medios.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.