Embajador estadunidense abandona hospital tras ataque en Corea del Sur

"Espero volver al trabajo tan pronto como sea posible", dijo a la prensa Mark Lippert, quien recibió 80 puntos de sutura en el rostro, y tendrá que hacer trabajo de rehabilitación en su mano.

Seúl

El embajador estadunidense en Corea del Sur, Mark Lippert, fue dado hoy de alta a cinco días de que un hombre, simpatizante de Corea del Norte, lo atacó con un cuchillo.

"Espero volver al trabajo tan pronto como sea posible", dijo a la prensa el diplomático de 42 años de edad, quien recibió 80 puntos de sutura en el rostro, y tendrá que hacer trabajo de rehabilitación en su mano.

El agresor, Kim Ki-jong, exigió el fin de los ejercicios militares conjuntos de Corea del Sur-Estados Unidos cuando atacó a Lippert el 5 de marzo.

Lippert describió las relaciones entre Estados Unidos y Corea del Sur como un "vínculo inquebrantable" y dijo que trabajará para desarrollar aún más los lazos diplomáticos, económicos y militares entre las dos naciones, reportó la agencia de noticias Yonhap.

El representante diplomático enfatizó que no habrá ningún cambio en la firme alianza entre Seúl y Washington, agregando que el incidente sólo había consolidado la misma.

Kim fue arrestado con cargos de intento de asesinato, y en 2010 había recibió una pena de cárcel suspendida de dos años, tras lanzar un trozo de hormigón contra el embajador de Japón sin alcanzarlo.