Elefante mata a su guía y huye con tres turistas en Tailandia

Los turistas, una pareja china con su hijo, lograron bajar del animal cuando éste fue guidado hacia el campamento de donde habían salido.
Una elefanta asiática de cuatro días, Nandita, (c), su madre Thi Hi Way (d) y su padre Aung Bo, (i) en el Chester Zoo de Chester, Inglaterra
Una elefanta asiática de cuatro días, Nandita, (c), su madre Thi Hi Way (d) y su padre Aung Bo, (i) en el Chester Zoo de Chester, Inglaterra (AFP)

Bangkok

Un elefante mató a su guía y huyó a la jungla con los tres turistas que cargaba en su lomo en el noreste de Tailandia, informó la policía. Los tres turistas chinos, una pareja y su hijo, "están ahora a salvo", declaró el coronel Thawatchau Thepboon, responsable de la policía en la provincia de Chiang Mai.

El funcionario agregó que el guardián del paquidermo no conocía bien al animal. Una televisión local tailandesa mostró en sus imágenes a los aterrorizados turistas, todavía montados sobre el elefante, que era atraído hacia el campamento por otros adiestradores.

Cada día, numerosos turistas acuden a campamentos especializados en ofrecer paseos en elefantes, pese a las críticas de los ambientalistas, que denuncian los malos tratos que ejercen algunos cuidadores. "Los elefantes trabajan todos los días, todos los meses, 365 días sobre 365", explicó a la AFP Edwin Wiek, miembro de la asociación Wildlife friends of Thailand.

"Si tu tuvieras que hacer lo mismo, también estarías estresado. Pasa lo mismo con los elefantes. En un momento se vuelven locos y nadie puede controlarlos", explicó el ambientalista.

En junio, un elefante mató a una persona e hirió a otra en un restaurante ubicado en la playa de Rayong. En Tailandia, el elefante es un símbolo patrio y actualmente hay unos cuatro mil ejemplares domesticados y unos 2,500 en libertad, según la ONG Traffick.