Alarma disminución de elefantes por cacería furtiva

Según un estudio publicado en EU, la población de estos animales en África está cayendo a un ritmo de 2% anual, un declive que supera su capacidad de reproducción.

Washington

La caza furtiva de elefantes en África podría ser peor de lo que se estimaba en los últimos años, lo que estaría poniendo en serio peligro el futuro de este animal en el continente, alertó este lunes un nuevo informe.

Investigadores de la Reserva Natural Samburu de Kenia elaboraron un nuevo modelo de todo el continente que permitió detectar un aumento en las muertes de elefantes.

El trabajo, publicado en la revista de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos (PNAS), destaca que las poblaciones de estos mamíferos están cayendo a un ritmo del 2 por ciento anual, un declive que supera su capacidad de reproducción.

"Básicamente, esto significa que estamos empezando a perder la especie", explicó el autor a cargo del trabajo, George Wittemyer, profesor asistente en el departamento de pesca, vida salvaje y biología de conservación de la Universidad Estatal de Colorado, en Estados Unidos.

Aunque la cantidad de elefantes viviendo en estado salvaje es difícil de calcular, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, en sus siglas en inglés) estima que existen entre 470 mil y 690 mil  de estos animales en el continente africano.

El estudio indica que la tasa anual de elefantes cazados ilegalmente entre 2010 y 2012 en relación a la población existente de estos animales en África fue del 6.8 por ciento, lo que supone un total de 33.630 animales muertos a manos de furtivos en esos tres años.

Aunque la caza disminuyó ligeramente en 2012, las cifras todavía son demasiado altas, lo que da lugar a un declive de las poblaciones de entre el 2-3 por ciento anual, después de tener en cuenta las tasas de reproducción.

África central, Tanzania y Mozambique son las zonas más afectadas por la caza furtiva, precisan los autores de la investigación. Sólo en África central las poblaciones de elefantes disminuyeron en un 63.7 por ciento entre 2002 y 2012.

Según el informe, la caza ilegal aumenta sobre todo cuando el precio del marfil supera los 30 dólares por kg.

"En la actualidad es de 150 dólares y la caza furtiva se convierte en un gran problema", señaló Wittemyer.


"Nuestros análisis muestran un elevado precio en el comercio ilegal del marfil pagado por los elefantes de África y sugiere que la tasa de caza actual es superior a la capacidad estimada de reproducción de la especie", insistieron los autores del trabajo.

Uno de los factores que explica en parte el aumento de la caza es su elevado precio en países como China, que se triplicó entre 2010 y 2014, pasando de los 750 dólares a los 2 mil100 por kg, indican datos de la organización Save the Elephants (salvar a los elefantes).

A principios del siglo XX se contabilizaron 20 millones de elefantes en África pero su número cayó a tan sólo 1.2 millones en 1980.

A pesar de que en 1989 se prohibió su caza, actualmente tan sólo quedan 500 mil de estos animales, según cifras de la Convención sobre el comercio internacional de especies en peligro de extinción (CITES).