Construirán torre de electricidad en frontera EU-México

El proyecto de la compañía estadunidense Solar Wind Energy, mostrará una nueva forma de generación de electricidad bajo una ambiciosa iniciativa que aún no ha sido probada a gran escala.

Phoenix

Una compañía de energía planea construir en Arizona, en la frontera con México, una gigantesca torre de corriente de aire descendente para generar electricidad, y sería la segunda estructura más alta construida hasta ahora en el mundo.

El proyecto de la compañía estadunidense Solar Wind Energy, vendría a constituir una nueva forma de generación de electricidad bajo una ambiciosa iniciativa que aún no ha sido probada a gran escala.

Sin embargo, el proyecto ya recibió la aprobación de las autoridades de la comunidad fronteriza de San Luis, Arizona, para que sea ejecutado en un terreno privado de 680 hectáreas ubicado al este de la ciudad.

El proyecto de Solar Wind Energy también tiene el apoyo de algunos socios de renombre en la industria eléctrica y de la construcción, como GE Energy y Whiting -Turner Contracting Co.

La compañía, con sede en el estado de Maryland, pretende hacer realidad una novedosa forma de generación de electricidad inventada en Israel en la década de los años 70 y es factible sólo en climas cálidos y secos como los del desierto del sur de Arizona.

La torre, tendría una altura de 685 metros, seria esencialmente un cilindro hueco, abierto en la parte superior.

La propuesta es rociar agua en forma permanente en la apertura de la torre, haciendo que el aire húmedo superior y pesado se desplome y acelere alcanzando velocidades de hasta 80 kilómetros por hora, antes de escapar de la base a través de 52 túneles, donde el aire haría girar turbinas generadoras de electricidad.

La torre funcionaria bajo el mismo principio que conforma las corrientes de aire descendentes que pueden causar problemas a los aviones.

La estructura, que sería construida a un costo de mil millones de dólares, generaría unos 610 megavatios de electricidad, de los cuales unos 100 sería para alimentar la misma planta y el resto iría a la red eléctrica.

El presidente de Solar Wind Energy, Ron W. Pickett, dijo en declaraciones a la revista Forbes que la compañía no necesitaría invertir gran parte de su propio capital, porque sería licenciar la tecnología a un desarrollador de proyectos.

Pickett informó que su compañía está en conversaciones con "una importante empresa desarrolladora que destaca por sus logros en energía".

Solar Wind Energy planea que la planta podría ser construida para el año 2018, aunque aún debe superar algunos obstáculos como un reporte de impacto ambiental

San Luis, Arizona, se ubica en el Condado de Yuma, donde la tasa de desempleo es de 27 por ciento.

La empresa estimó que con la construcción de este proyecto se crearían dos mil 500 empleos y que la torre requeriría de una fuerza de trabajo permanente de mil personas.

De ser construida, la torre de 685 metros, sería la segunda estructura más alta construida hasta ahora por el hombre, después del rascacielos "Burj Khalifa, en Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos, que tiene una altura de 828 metros.