Clinton y Trump aceleran campaña rumbo al martes

En maratónica jornada, ambos candidatos inician cierre en varios estados, enfrascados en acusaciones mutuas; la demócrata, con 290 votos: TWP
Hillary cerró la jornada en un concierto de Katy Perry; el viernes estuvo con Jay Z.
Hillary cerró la jornada en un concierto de Katy Perry; el viernes estuvo con Jay Z. (Andrew Harnik)

Washington

Hillary Clinton y Donald Trump reforzaron ayer sus respectivas campañas en los estados decisivos para sus aspiraciones de llegar a la Casa Blanca, en plena cuenta regresiva para las elecciones de pasado mañana.

La candidata demócrata cerró la jornada en Filadelfia, con un concierto de la cantante pop Katy Perry. “Estoy convencida de que vamos a enviar un mensaje, del este al oeste y del norte al sur, de lo que somos como país”, afirmó.

El aspirante republicano, de su lado, terminó con su jornada de campaña electoral en Reno tras un confuso incidente donde tuvo que salir del escenario escoltado por agentes del Servicio Secreto.

Clinton y Trump iniciaron el día en Florida, una entidad fundamental para ganar la elección presidencial y donde los sondeos muestran a la ex secretaria de Estado con una delantera inferior al promedio de los márgenes de error.

En la localidad de Pembroke Pines, Clinton interrumpió su discurso apenas siete minutos después de empezar ante una intensa lluvia.

“Quiero ser la presidenta de todos, de aquellos que están de acuerdo conmigo y de los que no lo están, de los que han votado por mí y de los que no han votado por mí”, enfatizó Clinton bajo la lluvia.

La campaña de la ex primera dama aprovechó la jornada para burlarse de la intención de Trump de visitar diez estados entre el viernes y este día.

“Parece que quiere ir a todas partes de una sola vez”, dijo a periodistas el director de campaña de Clinton, Robby Mook.

Sin embargo, la misma Clinton sorprendió al anunciar a última hora una visita para mañana a Michigan y a Carolina del Norte, a pocas horas de las elecciones.

Por su parte, el magnate apeló durante su acto en Tampa a los votantes de la clase trabajadora. “Evitaremos que los trabajos se sigan yendo de Estados Unidos y evitaremos que los trabajos se vayan del gran estado de Florida”, afirmó.

“Mi plan es recuperar esos trabajos que fueron robados por políticos estúpidos o políticos corruptos”, dijo Trump.

En su discurso, Trump hizo varias veces foco en Clinton y el uso de su correo electrónico privado cuando era secretaria de Estado.

“No necesitamos a Jay Z para llenar estadios. Nosotros lo hacemos a la antigüita”, exclamó, en alusión al concierto del viernes por la noche en Cleveland, Ohio, del rapero y su esposa Beyoncé en apoyo a Clinton.

Trump, además de Florida, organizó en Wilmington (Carolina del Norte) un acto público literalmente a los pies de su avión. “En tres días vamos a ganar en el gran estado de Florida e iremos a la Casa Blanca”, dijo el magnate, acompañado de Melania, su esposa.

Para hoy, el republicano tiene previsto viajar a los estados de Iowa, Minnesota, Michigan, Pennsylvania y Virginia.

Tres días antes de las elecciones, las encuestas brindan una ligera ventaja a Clinton.

La aspirante demócrata obtendría 47% de los votos y Trump 43%, según los resultados de un sondeo de la cadena de televisión ABC y el diario The Washington Post. La cadena de noticias, proclive a los republicanos, Fox News publicó una encuesta en la que la ex secretaria de Estado aventaja a su rival por dos puntos.

De acuerdo con la información publicada ayer en el sitio web especializado RealClearPolitics, Clinton tenía 46.6% de las intenciones de voto contra 44.9 para Trump.

Al menos 41 millones de estadunidenses en 48 estados ya han emitido su voto, según un análisis de The Associated Press. Esto es significativamente más votos cuatro días antes de la elección con respecto a la votación anticipada en 2012.

La ventaja estadística de la ex primera dama sobre el millonario es idéntica a la delantera que llevaba Barack Obama a su rival republicano,  Mitt Romney,  a estas alturas de las elecciones de 2012.

Hillary Clinton mantiene la delantera en dos segmentos importantes del electorado: los afroamericanos, con 80 puntos, y los latinos, con 48 puntos porcentuales de ventaja.

The Washington Post colocó ayer a Clinton con una ventaja de 81 votos electorales en la carrera del crucial colegio electoral: la aspirante demócrata aparece con 290 votos electorales, 20 más de los necesarios para ganar, mientras que Trump figura con 209.