Resultados preliminares aún no representan tendencias

Aunque los primeros resultados le dan ventaja a Donald Trump, estos no deben considerarse tendencia pues aún faltan más de 80% de los votos por contabilizar.
Llegó el día de las elecciones en Estados Unidos y los ciudadanos se dirigen a las urnas.
Aunque los primeros resultados contabilizados muestran una ventaja para Donald Trump, no pueden considerarse tendencia. (Reuters)

Ciudad de México

Este martes, los norteamericanos acudieron a las urnas para elegir a su presidente número 45, en medio de una elección histórica por tener a una mujer con posibilidades reales de llegar a la Casa Blanca, y por un candidato excéntrico como el republicano Donald Trump, quien hizo de su xenofobia y mensajes de discriminación el eje principal de su campaña.

Los primeros resultados contabilizados que muestran una ventaja para Donald Trump no pueden considerarse tendencia, puesto que aún faltan más de 80% de votos para contabilizarse, de acuerdo con el consultor y estratega político Vladimir Ramos Cárdenas.

TE RECOMENDAMOS: Marco Rubio es reelecto como gobernador

En entrevista, Ramos Cárdenas analiza cómo ha cambiado la intención del voto al existir una mujer como posible candidata, y compara los resultados electorales de la segunda elección de Barack Obama por sectores con los resultados que se presentaron en este año a través de sondeos.

La Asociación Nacional de Oficiales Latinos Demócratas, (NALEO por sus siglas en inglés) creada en 1976, señala que este año 27.3 millones de latinos fueron elegibles para votar, pero solamente 16.2 millones se registraron. De los votantes hispanos en Estados Unidos, los mexicanos representan 63%, lo que equivale a un total de 31.7%.

"De acuerdo a Greenberg Quinlan Roshen, el electorado americano de origen blanco representa 64%, y probablemente este número es lo que terminó definiendo la estrategia de Donald Trump: hablarle a ese electorado, particularmente a la clase trabajadora", considera.

TE RECOMENDAMOS: George W. Bush no votó por Trumpo... tampoco por Hillary

El director de la consultora Pretorians México, dice que a pesar de los errores discursivos que cometió Donald Trump, el republicano apostó a ganar más y más pequeños sectores del voto blanco que representa 64%, "si Trump gana habrá demostrado que se puede ganar con el voto blanco y eso tiraría abajo la idea de que hoy los candidatos necesitan del voto de las minorías para ganar".

De acuerdo con un análisis de intención de voto, el estratega advierte que en materia de género y nivel educativo, en el sector de mujeres blancas sin educación universitaria, Hillary Clinton creció más que Obama en este año. "En 2012, por ejemplo, 56% de las mujeres con educación universitaria votó por Obama y 43% por Mitt Romney, en 2016, 60% muestra tendencia a votar por Clinton y solo 25% por Trump. Pero en cuanto a mujeres blancas sin educación universitaria, en 2012, 39% votó por Obama y 59% por Romney, mientras que este año, la tendencia mejora para los demócratas y Hillary alcanza un 43% sobre 53% que alcanza Donald Trump", dice.

TE RECOMENDAMOS: 54% de los estadunidenses vota contra muro fronterizo

Para Ramos Cárdenas, la campaña de Hillary Clinton entendió que los latinos son más que una gran comunidad, un cúmulo de comunidades, "para su campaña por ejemplo, el lenguaje fue tan importante como el contexto cultural que establece las diferencias entre mexicanos y puertorriqueños, y entre ellos y los salvadoreños y así entre los demás grupos, de ahí que la manera en que ha estimulado el voto hispano a su favor ha mantenido una línea tradicional que ha encontrado en el discurso de Trump su mayor línea de contraste y refuerzo para cobrar sentido y enraizarse en el estado emocional de los latinos".

Según el analista, de ahí se deriva que los hispanos hayan convergido en esta elección a favor de Hillary Clinton en un tema que es común para todos ellos: la migración, sin embargo, cuestiona que los resultados podrían haber sido distintos, si el candidato republicano hubiera sido otro.

"¿Qué hubiera pasado si Marco Rubio, Ted Cruz o Jeb Bush hubieran obtenido la nominación? Sin duda el voto hispano tendría más opciones políticas, sociales y emocionales para elegir, y Clinton no hubiera obtenido el apoyo mayoritario de esta minoría", dice.