“Estoy haciendo lo imposible para que Hillary Clinton gane”

Rosario Marín, ex Tesorera De Estados Unidos, apoya a un demócrata en la carrera presidencial, por primera vez.
La ex funcionaria estadunidense en El asalto a la razón con Carlos Marín.
La ex funcionaria estadunidense en El asalto a la razón con Carlos Marín. (Martín Salas)

México

Tras 20 años de militancia y al menos cinco campañas electorales, la ex Tesorera de Estados Unidos Rosario Marín dio la espalda por primera vez a un candidato republicano para apoyar a la demócrata Hillary Clinton rumbo a la Casa Blanca.

Mexicana de nacimiento y estadunidense por circunstancias, se ha convertido en una de las republicanas de más alto rango no solo en apoyar públicamente a la ex primera dama, sino en trabajar activamente en su beneficio.

En entrevista para El asalto a la razón con Carlos Marín, la ex Tesorera dijo que desde el momento en que "el hombrecillo anaranjado" secuestró al Partido Republicano, tomó la determinación de apoyar primera vez a un demócrata.

"Voy a hacer todo lo posible por que ella (Hillary Clinton) gane el 8 noviembre y evitar que lo haga esta vergüenza que es para mí el hombrecillo anaranjado, de quien ni siquiera digo su nombre, no merece que nos ensuciemos los labios con su nombre", afirmó.

Recordó que desde el primer discurso que emitió el magnate contra los inmigrantes, particularmente los mexicanos, se le envió una carta junto con una gran cantidad de latinos republicanos que han servido en diferentes administraciones para manifestar su rechazo, sin obtener nunca una respuesta.

Por lo que al momento de su nominación decidió no votar por Trump: "No solamente no voy a votar por él, sino por primera vez voy a votar por una demócrata y ahorita estoy haciendo lo imposible por que Hillary Clinton gane".

Aclaró que de no pensar que la ex primera dama es una buena opción para llegar a la presidencia de EU, no apoyaría abiertamente su candidatura ni haría público su predilección hacia ella.

Rememoró que históricamente las administraciones republicanas han sido las más benéficas para México y los gobiernos que han estado en turno.

Agregó que Clinton es una mujer que conoce cómo funciona el gobierno estadunidense, por lo que las propuestas que ha presentado durante su campaña son cosas que realmente puede cumplir, en comparación con Trump.

Marín afirmó que hoy Hillary representa una mejor opción no solo para EU, sino también para México al contar con un plan migratorio que sí podría concretarse en el contexto en que sea electa como presidenta.

Si bien reconoció que la reforma que esta planteando durante los primeros 100 días de su gestión no es perfecta, tiene muchos elementos que pueden beneficiar a los millones de mexicanos que radican en ese país y con los que dijo sentirse profundamente identificada.

Anticipó que en una configuración donde el Senado se anticipa de mayoría demócrata, un Congreso republicano y las relaciones que ha construido desde la presidencia de su esposo y su paso como secretaria de Estado, le permitan avanzar hasta consolidar la tan necesitada reforma migratoria.

Cuestionada sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio, consideró que debe ser modernizado y mejorado, pero siempre buscando el benefico de los tres países que lo integran.

Consideró que la postura de la demócrata es buscar el bienestar conjunto de las sociedades de EU, México y Canadá, aunque descartó que la modernización pueda concretarse a través del Acuerdo de Asociación Transpacífico.