Vigilan 35 mil policías Río de Janeiro previo a elecciones

Este domingo 142.8 millones de electores acudirán a las urnas para elegir en una segunda vuelta al presidente, así como a 14 gobernadores.
Soldados del Ejército brasileño patrullan la favela pacificada del Complexo de la Maré en Río de Janeiro en la víspera de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.
Soldados del Ejército brasileño patrullan la favela pacificada del Complexo de la Maré en Río de Janeiro en la víspera de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. (EFE)

Río de Janeiro

La policía militar desplegó 35 mil efectivos en el estado de Rio de Janeiro para garantizar la seguridad del segundo turno de las elecciones presidenciales brasileñas del próximo domingo, tras ataques contra puestos policiales en varias favelas.

La Secretaría de Seguridad del Estado explicó que el despliegue policial se adelantó 24 horas tras la muerte de un policía el viernes en la favela Mangueira (zona norte).

El policía trabajaba en una Unidad Pacificadora de la Policía, comisarías instaladas en las comunidades pobres después de que las fuerzas del orden recuperaran estas áreas que durante décadas estuvieron en manos de traficantes que impusieron su ley.

El fin de semana pasado, los enfrentamientos entre traficantes y policías en una favela del centro se saldaron con dos policías heridos. Y en el Complejo de Maré, un conjunto de favelas cerca del aeropuerto internacional, una guerra entre facciones del crimen organizado ha generado enfrentamientos casi cotidianos.

Además, el miércoles en otra favela fue incendiado un puesto móvil de la policía y ocurrieron enfrentamientos.

La seguridad ha sido reforzada en las 38 unidades de policía pacificadora de Rio, que cubren 253 favelas en las que viven más de 1.5 millones de personas, informaron las autoridades.

Desde abril, 3 mil militares ocupan el Complejo de la Maré, y el viernes 110 fusileros navales llegaron para reforzar esa presencia.

Este domingo, 142.8 millones de electores están llamados a las urnas para elegir al presidente en balotaje, así como a 14 gobernadores.

La seguridad, que en cada estado depende de sus policías militares, ha sido reforzada por efectivos de las Fuerzas Armadas en 224 ciudades y municipios del país.

El voto en Brasil es obligatorio y se realiza con urnas electrónicas. Más de 530 mil urnas fueron instaladas en el país, incluso en las zonas más aisladas de la Amazonía.

Los resultados de la elección presidencial, que enfrenta a la presidenta Dilma Rousseff, favorita en las últimas encuestas, y al socialdemócrata Aecio Neves, se conocerán el domingo después de las 22:00 GMT.