• Regístrate
Estás leyendo: El Vaticano y China firman acuerdo histórico para nombrar obispos
Comparte esta noticia
Viernes , 14.12.2018 / 15:54 Hoy

El Vaticano y China firman acuerdo histórico para nombrar obispos

A su paso por los países bálticos, el papa Francisco exhortó a Lituania a luchar contra el autoristarismo y que sea un modelo de solidaridad en un mundo dividido por la intolerancia.
Publicidad
Publicidad

Tras 70 años sin relaciones diplomáticas, el Vaticano firmó un acuerdo provisional, en el que puede decidir sobre el nombramiento de obispos, informó la Santa Sede, aunque los críticos calificaron el pacto como una traición total. 

Esto le da a la Santa Sede un papel decisivo en el nombramiento de todos los obispos en un país en el que los 12 millones de católicos se han dividido entre una iglesia clandestina que jura lealtad al Vaticano y la Asociación Patriótica Católica supervisada por el Estado. 

China insiste en que es su prerrogativa aprobar las designaciones en su territorio, lo que contradice la idea del Vaticano de que esta decisión es autoridad exclusiva del papa. 

El portavoz del Vaticano, Greg Burke, dijo que el objetivo del pacto "no es político sino pastoral, algo que permitirá tener obispos que estén en sintonía con Roma y que a la vez sean reconocidos por las autoridades chinas". 
​Por otro lado, el cardenal Joseph Zen, ex arzobispo de Hong Kong de 76 años que dirigió la oposición del acuerdo, dijo que "están entregando el rebaño a las bocas de los lobos. Es una traición increíble". 

El Vaticano dijo que como parte del trato, el papa Francisco reconoció la legitimidad de los siete obispos chinos designados por el Estado que habían sido nombrados sin la aprobación papal y que los había readmitido en la Iglesia. 

"Hoy, por primera vez, todos los obispos en China están en comunión con el Obispo de Roma", dijo en un comunicado el cardenal Pietro Parolin, secretario del Estado del Vaticano y uno de los principales arquitectos del acuerdo. 

El Papa pide luchar contra el autoritarismo 

El papa Francisco exhortó a Lituania, que soportó décadas de ocupación, expulsiones y ejecuciones soviéticas y nazis, a que sea un modelo de solidaridad en un mundo dividido por la intolerancia. 

El santo pontífice recordó que hasta la llegada de las "ideologías totalitarias" en el siglo XX, Lituania había sido un hogar pacífico para una variedad de grupos étnicos y religiosos. 

Además dijo que el mundo está marcado por fuerzas políticas que explotan el miedo y el conflicto para justificar la violencia y la expulsión de otros. Con ello aludió a los grupos populistas, antiinmigrantes y de extrema derecha en Europa y otras regiones. 

"Más y más voces están sembrando las divisiones y el enfrentamiento, muchas veces al explotar las inseguridades o las situaciones de conflicto, y proclamando que la única manera posible de garantizar la seguridad y la continuidad de una cultura es mediante la eliminación o expulsión de los demás”, exclamó el Papa Francisco. 

Lituania, Letonia y Estonia han vivido cinco décadas de represión religiosa impuesta por la Unión Soviética y de ateísmo patrocinado por el Estado.


​bgpa

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.