• Regístrate
Estás leyendo: El desencanto electoral de los jóvenes ante Trump y Clinton
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 17:01 Hoy

El desencanto electoral de los jóvenes ante Trump y Clinton

Una encuesta refleja la frustración juvenil ante los aspirantes presidenciales, tanto el republicano como la demócrata; no obstante, se prefiere como “mal menor” a la ex primera dama.

Publicidad
Publicidad

La mayoría de los jóvenes estadunidenses afirma que los partidos republicano y demócrata no les representan, un dato clave tras un año de feroces primarias presidenciales que obligaron a los defensores de ambos bandos a enfrentar qué —y a quién— representan.

Un nuevo sondeo de GenForward muestra que esa desconexión se extiende a todos los grupos étnicos y raciales, y solo 28% de los jóvenes dijo que los dos grandes partidos hacen un buen trabajo.

La encuesta muestra que pese a esa sensación general de desencanto con el sistema de dos partidos, el Partido Demócrata tiene una clara ventaja entre los jóvenes negros. Pero entre los jóvenes blancos, la mayoría se siente fuera de ambos partidos.

Más de dos tercios de los jóvenes, incluidas amplias mayorías de asiático-estadunidenses, hispanos y negros, dicen que al Partido Republicano no le importa la gente como ellos.

Los demócratas tuvieron un resultado algo mejor entre los jóvenes en general, con una pequeña mayoría, 53%, que dijo que al partido le importa la gente como ellos. Entre los afroamericanos, hispanos y asiático-estadunidenses, la mayoría cree que al partido no le importa la gente como ellos.

Entre los jóvenes blancos, la mayoría dijo que a ninguno de los dos partidos le interesa mucho la gente como ellos, con 58% que dijo eso del Partido Republicano y 52% que dijo lo mismo del Partido Demócrata.

GenForward es una encuesta a adultos de entre 18 y 30 años realizado por el Black Youth Project en la Universidad de Chicago con AP-NORC Center for Public Affairs Research.

Los resultados de la encuesta reflejan una cierta crisis de identidad para ambos partidos, impulsada en parte por una profunda antipatía hacia los nominados a la presidencia. El republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton, los dos candidatos más impopulares en la historia de las encuestas modernas, encontraron la oposición de grandes y agresivos sectores de sus respectivos partidos.

No hay garantías de que los jóvenes vayan a apoyar a los candidatos, señala el sondeo. Tres cuartas partes de los jóvenes dijeron que el magnate no está cualificado para ser presidente, a pesar de que derrotó a 16 rivales en las primarias republicanas. La mitad dijo lo mismo de Clinton, ex senadora y secretaria de Estado, después de que Bernie Sanders la obligara a pelear por la candidatura durante un año.

Emiliano Vera, de 22 años y residente en Bushnell, Illinois, dijo que no volverá al Partido Demócrata que lo atrajo con la candidatura de Barack Obama en 2008. La ideología lo acercó este año a Bernie Sanders. Pero el desencanto con lo que le pareció un proceso de candidatura obviamente amañado a favor de Clinton, afirma, es lo que le lleva hacia el Partido Verde. En su opinión, los correos electrónicos filtrados del Comité Nacional Demócrata confirmaron que el partido favoreció a Clinton.

“Para mí, ésta es la gota que colma el vaso”, dice Vera, que forma parte de la mayoría de jóvenes que apoya a Sanders con los que Clinton no puede contar con certeza, según el sondeo. Este año, dijo Vera, sus amigos están de acuerdo en que el Partido Demócrata es en general “el mal menor” ante Trump.

Pese a su desencanto, los jóvenes de distintos grupos raciales y étnicos están poco familiarizados con sus alternativas. Siete de cada diez dijeron que no sabían suficiente sobre el candidato libertario, Gary Johnson, y casi ocho de cada 10 dijo lo mismo sobre la candidata del Partido Verde, Jill Stein.

El grupo de edad entre los 18 y 30 años tiende a no ser conservador, de modo que el sondeo contiene datos cruciales para Clinton, que ha dicho saber que tiene “trabajo por hacer” para atraer a los que respaldaron a Sanders.

Rachel Mace, 20 años, es un ejemplo del desafío que enfrenta Clinton. Esta vecina de Farmington, Michigan, apoyó a Sanders y dijo que quiere ver un partido que haga “un compromiso significativo” sobre el financiamiento público de las campañas.

“Creo que hay más esperanza para el Partido Demócrata, pero vamos a tener que obligarlos”, dice Mace. En cuanto a Clinton, señaló, “me parece increíblemente corrupta”.

Los jóvenes de todos los grupos raciales y étnicos eran más propensos a apoyar a Sanders que a Clinton en las primarias, y entre los partidarios del senador por Vermont, menos de la mitad —43%—dijo que apoyará a la demócrata contra Trump en las elecciones del 8 de noviembre.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.