El ejército toma Gran Mezquita de Mosul

Washington afirmó que la liberación de Mosul ocurrirá en cuestión de “días”.

Bagdad

Tres años después de que el Estado Islámico (EI) proclamara el califato, el ejército iraquí tomó las ruinas de la Gran Mezquita de Al Nuri, en Mosul, un lugar simbólico porque fue donde su líder, Abu Baker Al Bagdadi, hizo su aparición pública.

Unidades antiterroristas del ejército tomaron lo que queda de la mezquita y continuaron su avance, indicó ayer un comunicado militar. Para el primer ministro iraquí, Haidar Al Abadi, esta conquista certifica la caída del Califato. “Estamos viendo el fin del inventado país del Daesh (acrónimo árabe del EI). La liberación de Mosul así lo evidencia”, tuiteó el premier.

El EI envió un mensaje de audio hace tres años proclamando el “califato islámico” en Siria e Irak. Unos días más tarde,  Al Bagdadi hizo su primera aparición pública en la Gran Mezquita durante el tradicional rezo del viernes. Los seguidores del EI volaron la semana pasada el edificio, en el casco viejo de la ciudad y que tiene más de 800 años de historia. La mezquita data del siglo XII y es conocida por su minarete inclinado, que en gran parte fue destruido.

Washington afirmó que la liberación de Mosul ocurrirá en cuestión de “días”. El anuncio oficial será hecho por el gobierno iraquí, dijo el coronel Ryan Dillon, vocero de la coalición anti-EI liderada por Estados Unidos.