• Regístrate
Estás leyendo: El EI intensifica ataques contra ejército sirio en ciudad clave
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 21:15 Hoy

El EI intensifica ataques contra ejército sirio en ciudad clave

El Estado Islámico llevó a cabo numerosos ataques en Hasaka, controlada por fuerzas kurdas y del régimen de Asad, que podría convertirse en la segunda capital provincial en caer en manos yihadistas.

Publicidad
Publicidad

AFP

El grupo Estado Islámico (EI) llevó a cabo numerosos ataques este viernes contra el ejército sirio en Hasaka (noreste), que podría convertirse en la segunda capital provincial en caer en manos de los yihadistas. Desde el 30 de mayo, el EI trata de hacerse con la ciudad de Hasaka, controlada por el momento por las fuerzas kurdas y el régimen.

El ejército sirio leal al presidente Bashar al Asad controla los suburbios del sur de Hasaka y "sigue movilizando" refuerzos, afirmó a la AFP Rami Abdel Rahman, el director del OSDH, con sede en Gran Bretaña. Varias familias de esos barrios huyeron hacia los sectores kurdos en el norte y el oeste de la ciudad.

"Por el momento los kurdos no participan en los combates porque la batalla no ha llegado hasta su sector", agregó el director del Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

La conquista de esa ciudad le permitiría al EI controlar una segunda capital de provincia en Siria después de Raqa (norte), su bastión en los extensos territorios que domina en el norte y el este del país.

De caer en manos yihadistas, se convertiría en la tercera capital de provincia perdida por el régimen de Damasco, después de que Al Qaeda y grupos rebeldes le arrebataran Idleb (noroeste).

Cien muertos en 48 horas

En otras partes del país, el régimen siguió con los bombardeos, calificados por el OSDH de campaña aérea "punitiva" contra los civiles en zonas controladas por los rebeldes. Gran parte de estas personas murieron en la provincia de Alepo (norte), controlada en su mayoría por los rebeldes.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas denunció la nueva ola de bombardeos con barriles explosivos y condenó la "violencia contra civiles", en un momento en que el ejército sirio recurre de forma continuada a este tipo de armamento en territorios controlados por los rebeldes, y que ya ha dejado más de 100 muertos en las últimas 48 horas, según el OSDH.

Según el Observatorio, el régimen usa esos barriles para castigar a los civiles que viven en las zonas rebeldes, tras las pérdidas que sufrió en los últimos meses, sobre todo en el norte del país, donde la rama siria de Al Qaeda y grupos rebeldes aliados conquistaron varias ciudades en la frontera con Turquía.

En declaraciones a la televisión, un aliado de Asad, el líder del Hezbolá libanés, Hasan Nasralá, afirmó que sus combatientes habían logrado reconquistar "decenas de kilómetros cuadrados" en la región montañosa de Qalamun, de unos mil km2 repartidos a ambas partes de la frontera entre Siria y Líbano.

"La próxima batalla será contra el EI. Ese grupo (...) constituye una amenaza para la existencia de Líbano", puntualizó. En lo que respecta al vecino Irak, el presidente estadunidense Barack Obama se reunirá con el primer ministro Hader al Abadi en Alemania, adonde concurre para participar en la cumbre del G7 que se inicia el domingo.

En el terreno, los yihadistas recurren cada vez más a coches o camiones llenos de explosivos, lo cual les permitió, por ejemplo, conquistar Ramadi, la capital de la provincia occidental de Al Anbar.

Ante la tardanza de las fuerzas iraquíes de lanzar la contraofensiva para recuperar la ciudad, Abadi reconoció que entrar en Ramadi era arriesgado precisamente por esos "camiones bomba".

Frente a las críticas sobre la estrategia de la coalición para frenar el avance del EI tras la pérdida de Ramadi, Washington defendió el balance de la campaña de bombardeos iniciada en septiembre de 2014.

No obstante, los yihadistas siguen avanzando. Así, el EI disparó el viernes 40 cohetes contra un barrio residencial de la localidad de Amriyat al Faluya, a 30 kilómetros de Bagdad, que sigue bajo control de las fuerzas gubernamentales, hiriendo a seis mujeres y cuatro niños.

Mil yihadistas muertos por mes: EU

Uno de los generales estadunidenses que dirige la campaña de bombardeos de la coalición liderada por EU contra el EI afirma que la operación permitió matar a "mil combatientes" enemigos por mes.

Los ataques aéreos "tienen un profundo efecto en el enemigo" y "han retirado del campo de batalla a más de mil combatientes enemigos por mes", estimó el general John Hesterman, jefe del componente aéreo del comando militar de Oriente Medio, durante una conferencia telefónica desde Catar.

La eficacia de la campaña de bombardeos es criticada tanto en Estados Unidos como en otros países. Algunos parlamentarios y exoficiales de la Fuerza Aérea acusan a Washington de coartar demasiado la acción de sus pilotos. El general confirmó que el 75% de las misiones regresa sin haber lanzado una sola bomba. Pero "las comparaciones con conflictos contra un ejército regular de Estado nación no se aplican", dijo Hesterman.

"Tener como objetivo a un ejército regular es relativamente fácil", añadió. Y explicó que es mucho más difícil atacar a combatientes del grupo yihadista EI porque desde el inicio "se han mezclado con la población civil".

El funcionario rechazó los testimonios de pilotos publicados en los medios estadunidenses que lamentan tener que respetar reglas de compromiso muy estrictas para atacar a los yihadistas. La coalición ha llevado a cabo 15,675 misiones aéreas desde agosto de 2014. De estas misiones, 4,423 realizaron bombardeos, según cifras que ofreció el general.

Sin embargo, esta campaña aérea no impidió a los yihadistas ultra radicales tomar la ciudad iraquí de Ramadi (oeste), lo que pone en cuestión la eficacia de la estrategia del gobierno de Barack Obama.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.