El sector educativo paraliza España con huelga y marchas

Alumnos, profesores y padres de familia salieron a las calles en 71 ciudades del país para protestar por la nueva Ley de Educación que plantea el aumento en las tasas y los recortes en las becas.
foto: archivo
foto: archivo (Milenio)

Madrid

El sector educativo se paralizó ayer en toda España, desde guarderías hasta universidades públicas y concertadas. Alumnos, profesores y padres de familia salieron a las calles en 71 ciudades del país para protestar por la nueva Ley de Educación que plantea el aumento en las tasas y los recortes en las becas.

Quienes convocaron al paro lo calificaron como “todo un éxito” y cifraron el seguimiento en 83 por ciento del profesorado de la escuela pública, 35 por ciento de los docentes de los colegios concertados, 91 por ciento del personal de las universidades de las distintas comunidades autónomas y 90 por ciento de los alumnos.

Esta fue la tercera huelga general de todo el sector de la educación. En la primera se protestó por los enormes recortes. En la segunda se sumó a sus reivindicaciones la protesta por una reforma educativa que tildan de “clasista, segregadora y retrógrada”. En la de ayer los motivos no cambiaron, pero sí aumentaron los actores

La manifestación principal se dio en Madrid. Inició en la plaza de Neptuno y terminó frente al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, en la calle Alcalá.

Asimismo, pidieron al gobierno que se reconsidere la nueva ley y afirmaron que solo se volverán a reunir con el equipo del ministro José Ignacio Wert cuando el proyecto sea retirado.

El gobierno conservador de Mariano Rajoy consideró que no hay motivos para esta huelga y la calificó de “fracaso”. Situó el seguimiento de la misma por parte del profesorado en un promedio de 20.6 por ciento, en base a los datos ofrecidos por varias comunidades autónomas.

A su juicio, el paro se sostuvo sobre lemas “demagógicos, simplistas y en muchos casos ofensivos”, que “no tienen nada que ver” con la propuesta de reforma educativa.

DISMINUYE EL DESEMPLEO

El desempleo volvió a bajar en España en el tercer trimestre del año y ya hay 72 mil 800 personas más con trabajo. Sin embargo, permanecen 5 millones 904 mil 700 parados, la cifra más alta de la Unión Europea.

De esta manera, de acuerdo con datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) revelada ayer por el Instituto Nacional de Estadística, la tasa de desempleo cayó al cierre de septiembre hasta 25.98 por ciento, porcentaje casi tres décimas inferior al del segundo trimestre (26.26 por ciento). El gobierno de Rajoy espera que la creación de empleos se intensifique en 2014.