• Regístrate
Estás leyendo: Ecuador pide a Assange no inmiscuirse en crisis catalana
Comparte esta noticia

Ecuador pide a Assange no inmiscuirse en crisis catalana

La Cancillería pidió al fundador de WikiLeaks no pronunciarse sobre la crisis política de Cataluña y le advirtió de no dañar las relaciones internacionales de Quito con los demás países.


Publicidad
Publicidad

El gobierno de Ecuador reiteró su pedido al fundador del portal de denuncias Wikileaks, Julian Assange, que no realice declaraciones que pudieran afectar las relaciones internacionales del país andino, aunque reafirmó su compromiso de continuar dándole protección en su embajada en Reino Unido.

"Las autoridades ecuatorianas han reiterado al señor Assange su obligación de no realizar declaraciones o actividades que pudieran afectar las relaciones internacionales del Ecuador", dice un comunicado emitido por Cancillería.

En el documento además, Ecuador "reafirma su compromiso con el asilo diplomático y renueva su decisión de continuar brindando la protección debida al señor Assange, de conformidad con los principios y normas previstos en el derecho internacional y en la normativa nacional sobre asilo".

El pronunciamiento ecuatoriano se produce por las actividades desarrolladas por el periodista australiano desde la legación diplomática de Ecuador, que denotaron un apoyo al proceso de independencia de Cataluña.

Las expresiones de Assange sobre este asunto "no representan la posición del Estado ecuatoriano", aclara el comunicado.

Asegura que Ecuador y España están unidos por "invariables lazos" históricos y culturales, por el respeto mutuo, por la amistad de sus pueblos, por la cooperación bilateral y por "el deseo compartido de fortalecer permanentemente sus relaciones recíprocas".

Eta no es la primera vez que Ecuador llama la atención sobre pronunciamientos de Assange. En el marco de la campaña electoral en Estados Unidos, Ecuador cortó el servicio de Internet al australiano debido a que difundió correos que afectaban ese proceso electoral.

En mayo de este año, Assange se metió en la política ecuatoriana al criticar al dirigente conservador ecuatoriano Guillermo Lasso. El presidente Lenín Moreno pidió entonces al asilado que "no intervenga" en asuntos internos de Ecuador.

Assange goza de asilo diplomático desde agosto de 2012, estatus que le otorgó el gobierno del ex presidente Rafael Correa al considerar que la vida del periodista corría peligro.

El fundador de Wikileaks había publicado en 2010 miles de cables secretos de Estados Unidos sobre las guerras en Irak y Afganistán, por lo cual podría ser juzgado en ese país hasta con la pena capital.

Su extradición se daría desde Suecia, país que le juzgó por presuntos delitos sexuales.

Assange vive en condiciones precarias en una pequeña oficina en la embajada de Ecuador en Londres, afectado de su salud y a la espera de que Reino Unido le otorgue un salvoconducto para poder viajar a Ecuador.

jamj
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.