Ébola puede salirse de control si no hay respuesta global: EU

El director del Centro de Control y Enfermedades advirtió que no es un problema de África, sino de todo el mundo, al que se debe responder.
Tom Frieden dio una conferencia en Atlanta.
Tom Frieden dio una conferencia en Atlanta. (Kent D. Johnson/AP)

Atlanta

El director de la agencia estadunidense Centros de Control y Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), Tom Frieden, advirtió sobre el riesgo de que el brote de ébola que afecta a África Occidental se salga de control si no una mayor respuesta global para contenerlo.

“Este no es un problema de África Occidental (...) es un problema para todo el mundo y todo el mundo debe responder”, dijo  Frieden en una conferencia de prensa, tras su regreso de una gira por la zona afectada.

De acuerdo con el experto, pese a los esfuerzos del gobierno estadunidense, los CDC y otros países, el número de muertes va en aumento aceleradamente y temen que vayan a aumentar aún más antes de que se pueda controlar la situación.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió recientemente que los afectados podrían ascender a 20 mil antes de que se logre contener el avance de la enfermedad.

Señaló que se requiere de una “respuesta abrumadora” para contener la epidemia, que ha causado al menos mil 550 muertes.

Frieden aseguró que conocen la forma de atajar este brote, el más importante desde que se descubrió en 1976, por lo que se trata únicamente de la cantidad recursos disponibles para lograrlo.

“Estamos instando a todos los gobiernos, a todas las organizaciones, a todos los que puedan hacer algo, que lo hagan”, dijo el responsable de los CDC, con sede en Atlanta.

“Hemos visto brotes de ébola antes, pero es la primera epidemia que se extiende ampliamente en todo un país y muchos países, y es una espiral fuera de control”.

En su opinión, la situación actual es “mala, mucho peor de la que muestran los números”, por lo que la oportunidad para atajar el brote se está “acabando”.

El tercer contagio

Un tercer estadunidense dio positivo con ébola mientras trabajaba como misionero en Liberia, según anunció la organización religiosa SIM USA.

El nuevo paciente es doctor y pertenece a la misma organización en la que colaboraban los otros dos misioneros contagiados, Nancy Writebol y Kent Brantly, dados de alta tras ser trasladados en agosto a Atlanta.

La organización religiosa indicó en un comunicado que el médico trabajaba en una unidad de obstetricia en el Hospital ELWA de Monrobia y no trataba con pacientes de ébola en el citado centro hospitalario, y que desconocen la vía de contagio.

“Al comenzar a mostrar los síntomas (del ébola), el médico se aisló a sí mismo y fue transferido a la unidad de aislamiento ELWA Ébola. El médico está bien y de buen ánimo”, informó SIM USA.

Tras dar positivo a las pruebas de ébola, Writebol y Brantly fueron trasladados en un avión-ambulancia desde Liberia a Estados Unidos, donde comenzaron un tratamiento experimental con el medicamento ZMapp, el cual nunca había sido usado en humanos, y se recuperaron.

Los misioneros permanecieron cerca de tres semanas aislados en una unidad especial en el hospital Universitario de Emory en Atlanta, situado a escasos metros de la sede de los Centros de Control y Enfermedades (CDC).