El ébola mató a más de 6,900 personas: OMS

Más de un millón de personas podrían morir de hambre por la epidemia de ébola en Africa pues dificulta el acceso a los alimentos, el secretario general de la ONU viaja hoy a la zona afectada.
Botas y trajes protectores contra el ébola, en un centro de tratamiento de la enfermedad en Guinea Conakry
Botas y trajes protectores contra el ébola, en un centro de tratamiento de la enfermedad en Guinea Conakry (AFP)

Ginebra, Roma

Más de 6,900 personas murieron a causa del virus del Ébola, en su gran mayoría en África del Oeste, anunció hoy en Ginebra la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Hasta el 14 de diciembre, en Guinea, Liberia y Sierra Leona se registraron 6,900 fallecimientos entre los 18,569 casos de contagio. En total, 18,603 contagios y 6,915 fallecimientos se detectaron en ocho países desde el inicio de la epidemia en diciembre de 2013.

Amenaza de hambre

Asimismo, la falta de acceso a los alimentos en Guinea, Liberia y Sierra Leona amenaza a más de un millón de personas, que podrían morir de hambre por no lograr acceder a los alimentos debido a la epidemia de ébola, advirtieron hoy agencias especializadas de Naciones Unidas.

"Las repercusiones de esta enfermedad pueden ser devastadoras en los tres países, que ya se enfrentan a una situación de inseguridad alimentaria crónica", indicó en un comunicado conjunto la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

El cierre de fronteras, las cuarentenas, las prohibiciones de caza y otras restricciones están obstaculizando seriamente el acceso de la población a los alimentos, lo que pone en peligro sus medios de subsistencia, trastorna los mercados de alimentos y las cadenas de procesamiento y agrava la escasez derivada de las pérdidas agrícolas en las zonas con mayores índices de infección del virus del ébola, destacan la FAO y el PMA en base a informes provenientes de esos países.

Se estima que medio millón de personas padecen inseguridad alimentaria en los tres países de África occidental más golpeados, según las cifras de Naciones Unidas. La pérdida de productividad y de ingresos de las familias debidos a las muertes y enfermedades relacionadas con el ébola y al absentismo laboral por temor al contagio se suman a la desaceleración económica de los tres países.

Esta situación se produce en un momento en el que los tres países necesitan importar más alimentos, pero los ingresos declarados por las exportaciones de productos básicos se ven afectados. En sus informes, las dos organizaciones con sede en Roma, la FAO y el PMA, subrayan cómo el brote de ébola ha causado una gran conmoción en los sectores alimentario y agrícola de los países afectados.

La FAO y el PMA urgen a tomar medidas urgentes para restablecer el sistema agrícola en los tres países. El informe recomienda que se proporcionen vales o transferencias de efectivo a las personas afectadas para la compra de alimentos como forma para superar la pérdida de ingresos y ayudar a estimular el funcionamiento de los mercados.

Estos esfuerzos deben ir acompañados de las acciones en curso dirigidas a detener la propagación de la enfermedad, tales como la sensibilización y la capacitación correspondiente, indican los expertos.

Viaje de Ban Ki-moon

De otra parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, dijo que viajará hoy rumbo a los países afectados por el ébola para hacer un balance de los esfuerzos realizados para combatir la mortífera epidemia.

"Quiero ver la respuesta (al ébola) por mí mismo y mostrar mi solidaridad a los afectados", dijo Ban en una conferencia de prensa en la sede de la ONU en Nueva York. Ban viajará a Guinea, Liberia, Sierra Leona y Mali, donde la ONU lidera la respuesta a esta crisis sanitaria. También irá a Ghana, donde la misión dedicada al ébola tiene su sede.