Descartan brote de virus de ébola en EU

El director de los Centros para Control y Prevención de Enfermedades, Tom Frieden, dijo que la nación cuenta con la infraestructura necesaria para responder y contener una contingencia.
Voluntarios bajan un cadáver, que se preparó con prácticas de enterramiento que no representa un riesgo para la salud a los demás y detener la cadena de transmisión de persona a persona del Ébola, en una tumba en Kailahun.
Voluntarios bajan un cadáver, que se preparó con prácticas de enterramiento que no representa un riesgo para la salud a los demás y detener la cadena de transmisión de persona a persona del Ébola, en una tumba en Kailahun. (Reuters)

Washington

Estados Unidos enfrenta el riesgo de contagios por ébola entre su población, pero no un brote de enormes proporciones como el registrado en el este de África, aseguraron hoy autoridades sanitarias ante legisladores estadunidenses.

El director de los Centros para Control y Prevención de Enfermedades (CDC), Tom Frieden, aseveró que Estados Unidos tiene no solo la infraestructura necesaria para responder a una contingencia de este tipo, sino también para contenerla.

Al comparecer ante un panel del Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes, Frieden reconoció que es posible que una persona pueda desarrollar aquí el virus del ébola después de haber sido expuesta a la enfermedad en otro país, y contagiar a familiares y a personal médico.

"Ciertamente es posible (...) pero estamos confiados de que no habrá un brote de gran tamaño en Estados Unidos. Tenemos las instalaciones para aislar pacientes, virtualmente en cada hospital del país", aseguró.

El experto destacó la importancia que tiene el aislamiento de estos pacientes debido a que esta es una infección que se transmite solo por contacto humano.

Su comparecencia en esta audiencia convocada de última hora se produjo un día después que el CDC elevó su alerta por el virus de ébola a nivel 1, el más alto emitido en respuesta a este brote, confinado hasta ahora a tres países del Este de África: Guinea, Liberia y Sierra Leona.

Pese al nivel de preparación que existe a nivel nacional, Frieden reconoció que este brote no tiene precedentes, tanto por su carácter multinacional, su ubicación, "y porque es la primera vez que tenemos que hacerle frente aquí, en Estados Unidos".

Habló sobre los dos voluntarios pertenecientes a una agrupación religiosa que atendían pacientes en Liberia, un médico y una enfermera, quienes esta semana fueron repatriados en vuelos separados especiales y actualmente son atendidos en un hospital en Atlanta, Georgia.

Los casos de estos dos pacientes enfermos de ébola, explicó, han puesto de relieve la naturaleza única de este brote en términos de su alcance "porque ahora todos estamos conectados".

Frieden insistió que el país está preparado para hacer frente a la enfermedad, "y podemos detener el virus del ébola, sabemos cómo hacerlo, será largo y difícil, pero podemos detenerla, y lo tenemos que hacer en su fuente, en África, esa es la única manera de detener su expansión".

Frieden anunció que el CDC enviará en los próximos 30 días a medio centenar de expertos médicos a los países que son el centro de este brote.