EU formará equipo militar de respuesta al ébola

El Pentágono anunció que el equipo especializado será de 30 personas y estará listo para el despliegue durante 30 días.
El presidente Barack Obama afirmó que detener al ébola no sólo debe ser una prioridad para Estados Unidos sino también para el mundo.
El presidente Barack Obama afirmó que detener al ébola no sólo debe ser una prioridad para Estados Unidos sino también para el mundo. (AP)

Washington, Estados Unidos

El Pentágono anunció este domingo la formación de un equipo militar especializado de respuesta rápida para combatir el ébola en EE.UU, que estará conformado por 30 personas.

"Una vez formado, los miembros del equipo serán enviados a Fort Sam Houston, en Texas, para siete días de entrenamiento especializado en control de infecciones y equipos personales de protección", dijo John Kirby, portavoz del Pentágono, en un comunicado.

Kirby explicó que se espera que esta formación comience "la próxima semana", y que estará integrado por 20 enfermeras de cuidados intensivos, cinco doctores especializados en enfermedades infecciosas y cinco entrenadores.

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, ordenó al general del Comando Norte de EE.UU., Chuck Jacoby, que seleccione el equipo, después de que fuese solicitado por el Departmento de Salud y Servicios Humanos, agregó el funcionario.

Tras la conclusión el entrenamiento, el equipo de respuesta rápida permanecerá listo para el despliegue durante 30 días.

Kirby subrayó que estarán disponibles para ayudar a los funcionarios de salud pública en EE.UU., y no viajarán a África Occidental, el origen de la actual epidemia del ébola que se cobrado la vida de más de 4.400 personas.

En EE.UU., una persona, Thomas Eric Duncan, ciudadano de origen liberiano que contrajo la enfermedad en su país natal, ha fallecido por ébola, y tres se encuentran hospitalizadas por el virus.

Dos enfermeras que trataron a Duncan en el hospital de Dallas donde murió, y un periodista de la cadena NBC repatriado de Liberia tras contagiarse.

Los tres se encuentran en situación estable, de acuerdo con los médicos.