Vigilan a 16 personas en España por ébola

Las autoridades dijeron que ninguna de las 16 personas en cuarentena ha mostrado síntomas de la enfermedad.

Madrid

Tres personas más fueron internadas para observación en un hospital en Madrid, con lo que ya son 16 a las que se vigila en España por si desarrollan síntomas de ébola.

La enfermera infectada del virus, Teresa Romero, continuaba el sábado en condición grave pero estable.

El más reciente de los tres casos sospechosos fue el de una enfermera que estuvo en contacto con la paciente, una peluquera que atendió a esta última y una mujer del servicio de limpieza de un hospital.

Todas estas personas ingresaron el viernes en la noche en una unidad de aislamiento en el hospital Carlos III de Madrid.

Las autoridades dijeron en un comunicado que ninguna de las 16 personas en cuarentena, incluido el esposo de Romero, cinco médicos y cinco enfermeras, ha mostrado síntomas de la enfermedad.

En un comunicado posterior, las autoridades dijeron que una de las cinco enfermeras ha dado negativo de ébola en los exámenes, pero continuará en "vigilancia pasiva".

Romero, de 44 años, se convirtió en la primera persona que se contagia del virus fuera del Africa Occidental en el actual brote.

Romero había atendido a dos misioneros españoles que murieron de ébola en el hospital, uno de ellos en agosto y el otro el 25 de septiembre.

En el hospital, algunos de quienes estaban en cuarentena en el quinto piso se asomaban hacia afuera de las ventanas y hacían señales de victoria a los periodistas.

Miles de personas se reunieron en más de 20 ciudades españolas, donde mostraron su solidaridad con Romero y protestaron contra la decisión de las autoridades de Madrid de sacrificar el miércoles con eutanasia a Excalibur, el perro de la enfermera, en lugar de ponerlo en cuarentena.

Algunos de los manifestantes se pintaron en la cara el nombre del can y muchos portaban pancartas que decían "estamos contigo Teresa", "no estás sola" y "todos somos Excalibur". Los inconformes exigían la renuncia de la ministra de Sanidad, Ana Mato.

En entrevista con la televisora estatal, María del Carmen Rellán, prima de Romero, dijo que escuchó que ésta había tenido una leve mejoría.

La televisora también mostró a periodistas que preguntaban a Jesusa Ramos, madre de la infectada, si su hija registraba mejoría.

Así parece, dijo Ramos, quien se asomaba desde una ventana de un primer piso en la localidad de Becerreá, en el noroeste de España.