Piden en EU prohibir viajes a África occidental por ébola

Expertos señalan que de prohibirse los viajes a esta zona se potenciarían la letalidad del virus pues no llegarían los tratamientos necesarios.
Una pasajera con una máscara sanitaria, en el aeropuerto internacional de Los Ángeles, mientras el miedo al ébola crece en EU
Una pasajera con una máscara sanitaria, en el aeropuerto internacional de Los Ángeles, mientras el miedo al ébola crece en EU (AFP)

Washington

Una prohibición de viajes desde África occidental parece ser una respuesta simple y astuta al devastador brote de ébola allí a fin de evitar su propagación a otros países. En Estados Unidos, el tema se ha convertido en la demanda central de congresistas republicanos y de algunos demócratas y es popular entre la gente, pero los expertos de salud dicen casi inánimemente que es una mala idea que pudiera empeorar las cosas.

La principal objeción de los expertos es que una prohibición de viajes pudiera prevenir que los necesarios suministros médicos y alimentarios y que los trabajadores de salud lleguen a Liberia, Guinea y Sierra Leona, los países donde la epidemia es peor. Sin esa ayuda, el mortífero virus podría diseminarse a áreas más amplias en África, aumentando la amenaza para Estados Unidos y el resto del mundo, dicen los expertos.

Además, prevenir que personas de países afectados viajen a Estados Unidos sería difícil de implementar y pudiera tener resultados contraproducentes, como personas mintiendo sobre sus itinerarios de viaje o tratando de evadir los exámenes.

Estados Unidos no ha instituido una prohibición de viajes en respuesta a un brote de enfermedad en su historia reciente. Los expertos insisten en que no es el momento para hacerlo, especialmente dado el hecho de que la enfermedad está extremamente contenida en Estados Unidos y las únicas personas afectadas aquí son dos enfermeras que asistieron a un enfermo que más adelante murió.

"Si algo sabemos de la salud global es que uno no puede cubrir toda una región con celofán y esperar contener una enfermedad infecciosa. No resulta", dijo Lawrence Gostin, un profesor y experto de salud global en la Universidad Georgetown. "Al final, la gente va a escapar de una forma u otra y mientras más infección y más personas en la región, más personas escapan y más inseguros estamos".

Funcionarios de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y de los Institutos Nacionales de Salud expresaron objeciones similares en una audiencia del Congreso esta última semana. También lo hizo el presidente Barack Obama tras reunirse con funcionarios del gobierno para coordinar la respuesta a la enfermedad.

Obama dijo que no tiene una "objeción filosófica" a la prohibición de viajes, pero que expertos dijeron que eso sería menos efectivo que los pasos que ya ha dado el gobierno, incluyendo tomar la temperatura de personas que arriban de la región a cinco aeropuertos internacionales en el país que reciben a 94% de los viajeros procedentes del área.

Varios legisladores han dicho que esa sería una medida de sentido común para prevenir que más personas con ébola ingresen a Estados Unidos, pero Obama dijo que una prohibición así solamente dañaría los esfuerzos de ayuda y las medidas de detección.

"Tratar de sellar una región del mundo — si eso fuese posible — podría empeorar las cosas", dijo Obama el sábado en su alocución radial y por internet.

Aun así, cuando faltan menos de dos semanas para las elecciones legislativas, la Casa Blanca está enfrentando crecientes presiones para imponer restricciones de viajes.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, es uno de los que está a favor de una prohibición de viajes y su portavoz, Kevin Smith, dijo que Boehner no ha descartado convocar una sesión de la cámara para debatir el asunto. Obama "tiene la autoridad para poner en vigencia una prohibición de viajes ahora mismo", dijo Smith.