Trump vende a saudíes 110 mmdd en armas

EU acepta que es el “acuerdo de armamento más importante de su historia”.
El rey Salman recibió al mandatario estadunidense en el hangar real del aeropuerto de Riad.
El rey Salman recibió al mandatario estadunidense en el hangar real del aeropuerto de Riad. (Jonathan Ernst/Reuters)

Riad

El primer viaje de Donald Trump al extranjero comenzó con una cálida acogida real en Arabia Saudí y el anuncio de importantes contratos de más de 380 mil millones de dólares, incluidos 110 mil millones en ventas de armas a Riad para hacer frente a las “amenazas” de Irán.

El rey Salman, de 81 años, recibió a Trump, acompañado de su esposa Melania, en la alfombra roja desplegada a los pies del Air Force One. Ivanka, la hija mayor del republicano, y su esposo Jared Kushner forman parte de la delegación oficial estadunidense.

“Fue una jornada formidable”, lanzó el presidente republicano. “Cientos de miles de millones de dólares en inversiones en Estados Unidos y empleos, empleos, empleos”.

La agencia oficial saudí SPA informó de 34 acuerdos en campos tan diversos como la defensa, el petróleo y el transporte aéreo.

“El valor de las inversiones supera los 380 mil millones de dólares”, declaró el canciller saudí, Adel Al Jubeir, en una rueda de prensa conjunta con su par estadunidense, Rex Tillerson.

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, había dado cuenta de contratos militares por valor de cerca de 110 mil millones de dólares, que presentó como el “acuerdo de armamento más importante de la historia de Estados Unidos”.

Estos servirán para “apoyar la seguridad de Arabia Saudí a largo plazo y del conjunto de la región del Golfo frente a la maligna influencia iraní y las amenazas vinculadas a Irán que existen en las fronteras de Arabia Saudí”, declaró Tillerson.

El anuncio se produjo el día de la reelección del presidente iraní Hasan Rohaní, que defiende la apertura de su país al mundo.

Arabia Saudí, sunita, considera a Irán, chiita, como su principal rival en Oriente Medio.

El acuerdo militar podría ser ampliado a 350 mil millones de dólares a lo largo de 10 años.

Trump pronunciará hoy un discurso sobre el islam ante unos cincuenta dirigentes musulmanes. Mañana continuará su gira por Israel y Palestina. Durante la semana viajará al Vaticano, a Bruselas y a Sicilia, para las cumbres de la OTAN y del G7.

BARBAS A REMOJAR

Los abogados de la Casa Blanca ya empezaron a prepararse ante un proceso de destitución de Donald Trump, aunque es una posibilidad que todavía ven remota, según la cadena de noticias CNN.

El inicio del juicio político depende de un voto mayoritario en la Cámara de Representantes, que está dominada por los republicanos.

Según CNN, que cita a dos personas con conocimiento directo de estas consultas legales, Trump está convencido de que conserva la confianza de los republicanos.

Algunos demócratas ya buscan el inicio del impeachment desde el despido la semana pasada del entonces director del FBI, James Comey, que investigaba los presuntos nexos de la campaña de Trump con Rusia.

Una vez abierto el juicio político por el voto mayoritario de la Cámara baja, que culmine con la salida forzada del jefe de gobierno requiere el voto de dos tercios del Senado, que ahora también está controlado por una mayoría republicana.

CHINA MATÓ A INFORMANTES DE EU: "THE NEW YORK TIMES"

Desde 2010, el gobierno comunista de China habría asesinado o encarcelado a por lo menos 18 informantes de EU, reportó ayer el rotativo The New York Times.

El periódico, citando a 10 funcionarios estadunidenses activos y retirados que hablaron con la condición de mantener el anonimato, aseguró que la actual situación en materia de inteligencia es una de las peores en décadas en ese país.

Los funcionarios no están seguros de si EU fue traicionado por un infiltrado en la Agencia Central de Inteligencia (CIA) o si China logró penetrar en algún sistema informático utilizado por la agencia para comunicarse con sus agentes en el extranjero.

Más de una decena de informantes de la CIA fueron asesinados entre finales de 2010 y finales de 2012, incluyendo uno que fue acribillado frente a sus colegas en una clara advertencia a cualquier otra persona que pudiese estar trabajando como espía encubierto, explicó el diario.

La cacería de espías en China fue intensa. Casi cada empleado de la embajada de EU en Pekín fue investigado en algún momento, según explica el reportaje del NYT.

Con información de AFP/Washington.