Trump y su demostración de fuerza en Bruselas

El presidente de Estados Unidos no pasó desapercibido en los encuentros que mantuvo con los líderes de la Unión Europea y la OTAN en Bruselas.

Bruselas

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aparentemente no pasó desapercibido hoy en los encuentros que mantuvo con los líderes de la Unión Europea y la OTAN en Bruselas.

Durante una visita a la nueva sede central de la OTAN, el mandatario estadunidense empujó levemente hacia un costado al primer ministro de Montenegro, Dusko Markovic, para quedar al frente del grupo.


Tras lograr colocarse junto al secretario general de la alianza atlántica, Jens Stoltenberg, Trump se ajustó el traje con una sonrisa en su cara y comenzó a hablar con la presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, e ignoró a Markovic, que quedó detrás de él.

En sus encuentros con el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, fue enfático en el apretón de manos.

La primera ocasión fue cuando se reunió con Macron para un almuerzo de trabajo y ambos se apretaron las manos fuertemente durante un largo rato. Las imágenes del momento mostraban cómo los nudillos de ambos quedaron blancos.


La segunda oportunidad se dio al inicio de la cumbre de la OTAN. Trump, que parecía ansioso por saludar a su homólogo francés, tomó las manos de Macron y comenzó a agitarlas con fuerza.

Las imágenes muestran cómo Trump intentaba acercar a Macron, mientras el presidente francés buscaba alejarse. Macron luego coloca su mano en el brazo de su homólogo estadunidense, como tratando de liberarse del apretón de manos.

Esta no fue la primera vez que llamó la atención la fuerza de Trump para dar apretones de mano. Ya tuvo otras interacciones incómodas con varios funcionarios de su país y líderes extranjeros, como el primer ministro japonés, Shinzo Abe, quien parecía aliviado cuando Trump le soltó la mano durante un encuentro en la Casa Blanca.