La pesadilla del Obamacare está por terminar: Trump

Con varios republicanos que han expresado dudas sobre la reforma a la ley de salud, el presidente de Estados Unidos aseguró que la derogación del Obamacare es una necesidad inmediata.
La derogación del Obamacare fue una de las promesas capitales en la campaña de Trump.
La derogación del Obamacare fue una de las promesas capitales en la campaña de Trump. (Especial)

Ciudad de México

A unos días de que el Senado estadunidense vote sobre la reforma a la ley de salud, Donald Trump dijo que el plan de salud impulsado en 2010 por Barack Obama —conocido como Obamacare— “ha causado estragos en la vida de los estadunidenses” y que es necesario reemplazarlo.

“Me complace reportar que estamos muy, muy cerca de terminar con esta pesadilla de la salud”, dijo Trump en su mensaje semanal, en el que también acusó a los demócratas de hacer “grades promesas que se convirtieron en mentiras”.

TE RECOMENDAMOS: Los diez puntos que debes conocer sobre el Obamacare

"Los senadores republicanos deben hacer lo que han prometido": Trump

La derogación del Obamacare fue una de las promesas capitales en la campaña del magnate, pero la decisión entre los republicanos ha estado dividida en las últimas semanas, pues varios republicanos han expresado su preocupación por la nueva versión de la medida.

Mientras tanto, esta mañana el secretario de Salud, Tom Price, y la administradora de los centros de servicios de Medicare y Medicaid, Seema Verma, hicieron una presentación a puerta cerrada frente a la Asociación Nacional de Gobernadores, que agrupa a los mandatarios de ambos partidos.

Por su parte, ayer Trump escribió en Twitter desde París, donde fue invitado de honor en el desfile por el Día de la Bastilla:

"¡Después de todos estos años de sufrimiento por el ObamaCare, los senadores republicanos deben hacer lo que han prometido!"

Los demócratas están unidos en la oposición, de modo que el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, necesita el apoyo de al menos 50 de los 52 senadores republicanos para lograr la aprobación en la Cámara de 100 miembros. En el caso de una división 50-50, Pence emitiría el voto de desempate. Dos republicanos ya declararon su oposición. Si uno más lo hace, McConnell no podrá someterla a votación.



*Con información de AP y AFP


ASS