Trump pide “nueva era” conservadora

“Tenemos que producir resultados; basta de tantas palabras y pocas acciones; es nuestra oportunidad de lograr cambios grandes y duraderos”.
Trump a su regreso de Filadelfia donde asistió a un retiro con líderes de la Cámara y el Senado de EU.
Trump a su regreso de Filadelfia donde asistió a un retiro con líderes de la Cámara y el Senado de EU. (EFE)

Washington

El presidente estadunidense, Donald Trump, instó a los líderes republicanos en el Congreso a trabajar juntos para generar “cambios duraderos” en Estados Unidos, con una alianza conservadora que produzca “resultados”, al tiempo que retrasó la firma de una orden ejecutiva para investigar el “fraude electoral” de las pasadas elecciones.

Trump, perteneciente al Partido Republicano, que controla ambas cámaras del Congreso y buena parte de las legislaturas y gobiernos estatales, confió en que el renovado poder de su agrupación política dé pie a “una nueva era” en el país.

“Tenemos que producir resultados. Basta de tantas palabras y pocas acciones. Tenemos que dar resultados. Esta es nuestra oportunidad de lograr cambios grandes y duraderos para nuestra querida nación”, dijo Trump en un discurso ante la reunión invernal de los senadores y congresistas republicanos, en la ciudad de Filadelfia (Pensilvania, noreste).

“Nuestro trabajo legislativo comienza con la derogación y reemplazo del Obamacare”, aseguró Trump en referencia a la reforma sanitaria firmada en 2010 por su predecesor, el demócrata Barack Obama.

Por el momento, los republicanos no se han puesto de acuerdo en un plan para reemplazar la reforma sanitaria de Obama, que ha dado cobertura a unos 20 millones de personas en el país.

Además Trump garantizó que, juntos, los republicanos crearán “millones de empleos nuevos y bien pagados al eliminar las cargas económicas que dejan lisiada la capacidad de EU para competir.

“En el centro de esa agenda hay una audaz reforma fiscal que rebajará masivamente los impuestos para la clase media y para todos los negocios estadunidenses”, subrayó.

En la misma reunión con los republicanos, Trump insistió en “proteger la integridad de las urnas y defender los votos de los ciudadanos estadunidenses” para evitar el fraude electoral, pero pospuso la firma de la orden ejecutiva que tenía prevista para investigar los pasados comicios presidenciales, realizados el 8 de noviembre.

Trump aseguró en una reciente reunión con los líderes del Legislativo que, en los pasados comicios donde se alzó como vencedor frente a la demócrata Hillary Clinton, hubo fraude electoral porque —según él— votaron de 3 a 5 millones de indocumentados, razón por la que la ex secretaria de Estado ganó en el voto popular.

Horas después de la intervención de Trump en Filadelfia, y ante la tardanza para celebrar la firma del documento, el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, informó de que la rúbrica había sido pospuesta para el “viernes o el sábado”.

Pero mientras Spicer dialogaba con los reporteros, el diario The New York Times publicaba una entrevista con Steve Bannon, asesor clave de Trump sobre estrategia, donde estimó que los medios son “la oposición” y “deberían callarse”.

“Quiero que me citen sobre esto. Los medios acá son el partido opositor. No entienden a este país. No entienden por qué Donald Trump es el presidente” de Estados Unidos, dijo Bannon, ex director general de la campaña del republicano.

“Los medios deberían sentirse incómodos y humillados, deberían callarse y escuchar solo un instante”, agregó también Bannon, quien antes de unirse al equipo de campaña de Trump era el director del exitoso portal de extrema derecha Breitbart News.

ADVIERTE NETANYAHU SOBRE AUGE DEL ANTISEMITISMO EN OCCIDENTE

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, afirmó en una ceremonia con diplomáticos extranjeros acreditados en Israel que el “antisemitismo” es el fenómeno de odio étnico “más antiguo de la historia de la humanidad”, y alertó que se está reactivando en la actualidad, traducido en Occidente como el  “odio hacia el Estado judío (Israel)”.

“El mayor peligro que afrontamos hoy viene desde el Este, desde Irán, de un régimen de ayatolas que aviva el fuego y exhorta abiertamente a la destrucción del Estado judío”, afirmó en el Museo del Holocausto de Jerusalén, también conocido como Yad Vashem.

“Creo que esto va a cambiar”, agregó Netanyahu, quien comentó que había ya hablado sobre las agresiones de Irán con el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Según trascendió, durante la conversación telefónica que mantuvieron tras la toma de posesión de Trump, hablaron del acuerdo nuclear con Irán y “los peligros que supone”.

Para finalizar, consideró “una obligación no olvidar nunca” la memoria ni a las víctimas del Holocausto.

Con información de: EFE/Jerusalén.