Trump dice que hackeo ruso no tuvo impacto en elecciones

Tras mantener una reunión "constructiva" con los máximos responsables de los servicios de inteligencia, el presidente electo dijo que no hubo ningún tipo de manipulación en las máquinas de votación.
Vladimir Putin y Donald Trump.
Vladimir Putin y Donald Trump. (Agencias)

Washington

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que el hackeo ruso no tuvo impacto en el resultado final de las elecciones, tras mantener una reunión "constructiva" con los máximos responsables de los servicios de inteligencia de su país.

"Aunque Rusia, China, otros países, grupos externos y personas están constantemente intentando penetrar la infraestructura cibernética de nuestras instituciones gubernamentales, negocios y organizaciones, incluido el Comité Nacional Demócrata, no tuvo ningún efecto en el resultado de las elecciones, incluido el hecho de que no hubo ningún tipo de manipulación en las máquinas de votación", señaló Trump en un comunicado.

El presidente electo añadió que también hubo intentos por parte de los hackers de penetrar en el Comité Nacional Republicano, pero que no pudieron acceder ya que dicho comité tiene "defensas fuertes contra el hacking".

Trump señaló la necesidad de que "se combatan de forma agresiva y se frenen estos ciberataques" dirigidos contra el gobierno, organizaciones, asociaciones o empresas estadounidenses. Y anunció que cuando llegue a la Casa Blanca, el 20 de enero, creará un equipo y le pedirá que le presente "antes de 90 días" un plan con el fin de combatir los ciberataques.

"Los métodos, herramientas y tácticas que utilizamos para mantener a Estados Unidos seguro no deberían ser objeto de una discusión pública que beneficiará a aquellos que quieren hacernos daño", añadió Trump, quien aseguró que cuando asuma la presidencia la seguridad y protección de Estados Unidos serán su "prioridad número uno".

Según un informe de los servicios secretos norteamericanos dado a conocer hoy, el presidente ruso, Vladimir Putin, "ordenó" una campaña para influir en el resultado de las elecciones del 8 de noviembre.

El informe, elaborado por la CIA, el FBI y la NSA, asegura que el objetivo de Rusia era socavar la credibilidad del proceso democrático y difamar a la candidata demócrata Hillary Clinton para reducir sus posibilidades de éxito en los comicios.

Trump se reunió hoy en Nueva York con James Clapper, director de Inteligencia Nacional; James Comey, director del FBI; John Brennan, director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA); y con Mike Rogers, jefe de la Agencia de Seguridad Nacional (NSI).

Los responsables de inteligencia le entregaron el informe sobre el hackeo ruso en las elecciones presidenciales. Un día antes se lo habían entregado al presidente saliente Barack Obama.

Trump ganó las elecciones presidenciales el 8 de noviembre tras derrotar a Clinton al obtener más votos en el Colegio Electoral que su rival: 304 votos electorales frente a los 227 de la candidata demócrata.