Propuesta migratoria de Trump costaría 600 mil mdd, afirma FAE

El conservador Foro de Acción Estadunidense cifra el costo de la propuesta de deportación masiva del candidato republicano en 600 mil mdd en 20 años, con una reducción en la fuerza laboral de 6.4 ...
Donald Trump, al salir esta mañana de la Corte Suprema de Nueva York, donde no fue elegido para integrar un jurado
La propuesta de deportación masiva de Trump reduciría en 6.0 por ciento el PIB de Estados Unidos. (AFP)

Nueva York

La propuesta del candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, de deportar a inmigrantes indocumentados de este país tendría un costo de entre 400 mil y 600 mil millones de dólares en 20 años, apuntó el Foro de Acción Estadunidense.

Según estimaciones difundidas este día por el organismo de tendencia política conservadora, la deportación masiva de los alrededor de 11 millones de inmigrantes indocumentados de Estados Unidos generaría una reducción en la fuerza laboral estadunidense de 6.4 por ciento.

Como consecuencia, la deportación masiva reduciría en 6.0 por ciento el Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos, lo que significaría una baja de 1.6 billones de dólares.

El Foro de Acción Masiva explicó que el costo de las deportaciones no considera los gastos necesarios para incrementar la presencia policial en las fronteras, la construcción de nuevos centros de detención o la manera en que se resolvería el rezago de años en las cortes migratorias.

De acuerdo con Laura Collins, directora de políticas migratorias del Foro de Acción Estadunidense, los efectos de las deportaciones masivas "dañarían cualquier estrategia económica en favor del crecimiento".

Destacó que las políticas que ofrecen reducir la inmigración indocumentada como una manera de proteger a los trabajadores estadunidenses entienden de manera fundamentalmente equivocada la economía de mercado y las trayectorias demográficas actuales en Estados Unidos.

Collins apuntó que una reforma migratoria que ampliara la inmigración y reformara el actual sistema para enfocarse en las habilidades de los migrantes tiene el potencial de aumentar el ritmo de crecimiento económico de Estados Unidos en un uno por ciento anual.

Asimismo, una reforma migratoria adecuada incrementaría el Producto Interno Bruto per capita del país en más de mil 500 dólares, y reduciría el déficit estadunidense en 2.5 billones de dólares, de acuerdo con el Foro de Acción Estadunidense.

Otros cálculos

Por su parte, según cálculos del Center for American Progress (Centro por el Progreso Estadunidense) deportar a los 11.3 millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos, tal y como ha propuesto el multimillonario Donald Trump, costaría 114 mil millones de dólares a los contribuyentes estadunidenses.

Esta cifra incluye el costo de encontrar a cada uno de los 11.3 millones de inmigrantes indocumentados, el costo de su detención mientras se espera su deportación, los costos del juicio ante la corte de inmigración y su transporte al extranjero.

La estrategia de deportación masiva costaría un promedio de 10,070 dólares por persona, según este "think tank" asociado al partido demócrata. "Encontrar a cada persona sin estatus legal sería una pesadilla logística, que causará daño social y emocional a comunidades enteras", explicó Philip Wolgin, director asociado de inmigración del CAP.

Trump, favorito en las primarias republicanas, presentó el domingo un plan migratorio que ha sido muy criticado por las organizaciones latinas y pro inmigrantes.

El multimillonario ha prometido que si gana las elecciones de 2016 deportará a todos los inmigrantes ilegales del país, rescindirá los decretos migratorios anunciados en noviembre por Barack Obama y obligará a México a pagar por el muro en la frontera.

Trump también quiere acabar con el derecho a la ciudadanía por nacimiento, reconocido en la enmienda 14 de la Constitución estadunidense. A diferencia de otros países, Estados Unidos se rige por el llamado principio de "ius soli" (derecho de suelo), por lo que concede la ciudanía estadunidense a todos los nacidos en el país, sin que importe la nacionalidad o el estatus legal de sus progenitores.

De este modo, un niño nacido en Estados Unidos obtiene automáticamente la nacionalidad estadunidense, aunque sus padres sean inmigrantes indocumentados o estén en el país, por ejemplo, haciendo turismo.