Con reforma fiscal, Trump celebra primer victoria

El Presidente de EU agradeció el "compromiso" de los senadores republicanos, tras la aprobación de la reforma, ya que hasta el momento no había podido cumplir ninguna promesa electoral.
El Presidente estadunidense agradeció a los senadores republicanos por su "compromiso", tras la aprobación de su reforma fiscal.
El Presidente estadunidense agradeció a los senadores republicanos por su "compromiso", tras la aprobación de su reforma fiscal. (AFP)

Washington

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebró su primera victoria en el Congreso, luego de que el Senado aprobó esta madrugada su propuesta de reforma fiscal y agradeció a los legisladores republicanos su "duro" trabajo y "compromiso" que permitieron sacar adelante el proyecto.

TE RECOMENDAMOS:Senado de EU aprueba reforma fiscal de Trump

"La mayor Ley Impositiva y Rebaja Fiscal acaba de ser aprobada en el Senado. Ahora estos grandes republicanos irán a por el último trámite. ¡Gracias a los republicanos de la Cámara de Representantes y del Senado por su duro trabajo y compromiso!", escribió Trump a primera hora de la mañana en su cuenta personal de Twitter.


Con este mensaje, el mandatario destacó  la importancia de que los miembros de su partido hayan apartado sus diferencias y votado a favor de una reforma fiscal cuya aprobación no estaba clara pese a la mayoría del partido conservador en la Cámara Alta.

La ley fue aprobada, por 51 votos a favor y 49 en contra, a pesar de contar con el rechazo del legislador republicano, Bob Corker y de la líder de la minoría demócrata, Nancy Pelosi, quien dijo es una "traición" a la clase media.

El apoyo masivo por parte de los miembros de su partido ha permitido a Trump obtener una primera gran victoria legislativa que ya le fue negada por sus propios correligionarios el pasado verano, cuando propuso derogar la ley sanitaria conocida como Obamacare.

Tanto la Cámara de Representantes como el Senado presentaron propuestas paralelas de reforma fiscal que, si bien concuerdan en general en los agudos recortes de impuestos para empresas y trabajadores, difieren en tiempos y tramos impositivos.

La propuesta presentada en la Cámara Baja ya fue aprobada el pasado 16 de noviembre, por lo que ahora ya sólo queda esperar que ambas versiones sean unificadas en un proyecto común definitivo.

La aprobación de la reforma estuvo lejos de ser un camino de rosas, pues hasta la fecha, el Presidente estadunidense no había conseguido el apoyo necesario para realizar sus promesas electorales.

Por ello existía la posibilidad de que el proyecto no pudiera salir adelante y se repitiera la situación ocurrida el pasado verano, cuando Trump no fue capaz de aunar el apoyo necesario entre sus propios compañeros de partido para derogar la ley sanitaria conocida como Obamacare.

Por su parte, la Casa Blanca también celebró la aprobación de la reforma fiscal mediante un comunicado en el que calificó el proyecto como "una oportunidad única en la vida para reclamar el gran destino de Estados Unidos".

FLC