“Mi dolor es grande, se va un amigo leal”: rey Juan Carlos

El rey de España emitió un mensaje tras la muerte del ex presidente español Adolfo Suárez.

Madrid

“Mi dolor es grande, se va un amigo leal”, declaró el rey de España, Juan Carlos de Borbón, en un mensaje institucional emitido hoy, casi una hora después de la muerte de Adolfo Suárez, el primer presidente de la reciente democracia española.

En un mensaje de video grabado y difundido a través de Televisión Española (TVE) y la web de Zarzuela, el monarca reconoció que la muerte de Suárez le ha llenado de “consternación y pena”. En él el rey tuvo “un amigo leal” y un “colaborador excepcional” que “en todo momento” tuvo como guía de su actuación su “lealtad a la corona” y a lo que ésta representa, “la defensa de la democracia, el Estado de Derecho y la unidad y diversidad de España”.

Afirmó su gratitud a Suárez es “honda y permanente”. Y aunque el dolor por su pérdida es “grande”, esta pena -remarcó el monarca- no puede ser “obstáculo” para recordar “uno de los capítulos más brillantes” de la historia de España que, “protagonizada por el pueblo español”, el rey y Suárez impulsaron junto con “un excepcional grupo de personas de diferentes ideologías, unidos por una gran generosidad y un alto sentido del patriotismo”.

Un capítulo, insistió, que dio paso al periodo de “mayor progreso económico, social y político” de España. Suárez, subrayó el rey, fue un “hombre de Estado” que “puso por delante de intereses personales y de partido” el “interés del conjunto de la nación española”.

Indicó que vio con “clarividencia y gran generosidad” que el “mejor porvenir de todos pasaba por el consenso” sabiendo “ceder en lo accesorio, si ello era necesario” para lograr” grandes acuerdos en lo fundamental”, recordó. “La superación de la fractura política y social que vivió la sociedad española en el siglo XX fue su objetivo prioritario, como lo fue también el mío”, aseguró.

El jefe del Estado concluyó con su “emocionado recuerdo” a Suárez enviando “en estos tristes momentos” todo su “cariño”" a sus hijos y a toda su familia.

El rey encargó a Suárez formar gobierno en 1976, tras la dimisión de Carlos Arias Navarro. En 1977 fue ratificado por los ciudadanos como presidente del Gobierno en las primeras elecciones generales que se celebraban en España desde 1936, al frente de la Unión de Centro Democrático.