Al menos doce muertos en nuevos ataques en Irak

Peregrinos chiitas y policías fueron el objetivo principal de los atentados terroristas sunitas, algunos de ellos vinculados a Al Qaeda.
Un kurdo iraquí, junto a la bandera del Kurdistán, hoy en la celebración del Día de la Bandera en Arbil
Un kurdo iraquí, junto a la bandera del Kurdistán, hoy en la celebración del Día de la Bandera en Arbil (AFP)

Bagdad

Al menos doce personas murieron hoy y decenas resultaron heridas en nuevos ataques contra fieles chiitas y policías en varias zonas de Irak, informaron a Efe fuentes del Ministerio iraquí del Interior. El atentado más mortífero causó la muerte de cuatro peregrinos chiitas e hirió a otros trece en la ciudad de Al Mahmudiya, unos 20 kilómetros al sur de Bagdad. Un suicida hizo estallar el cinturón cargado con explosivos que llevaba adosado al cuerpo junto a los fieles, que se dirigían a la ciudad santa chiita de Kerbala.

Otros tres chiitas perdieron la vida y siete sufrieron heridas en una agresión con granadas en un área del sureste de Bagdad, en su viaje también a Kerbala, donde se encuentra el mausoleo del imán Husein. En la zona de Al Mashtal, también ubicada en el sureste de la capital, un ataque similar acabó con la muerte de dos chiitas y quince heridos. Estos días se conmemoran los cuarenta días que siguen al aniversario de la muerte del imám Husein, nieto del profeta Mahoma y muy venerado por los chiitas, que ayer también fueron blanco de un sangriento atentado.

Por otro lado, un grupo armado atacó un puesto de control de Policía y mató a dos agentes e hirió a tres en la zona de Al Riash, próxima a la ciudad de Biyi. También en Biyi, situada en la provincia de Salahedín, un oficial de Policía falleció por el estallido de una bomba lapa colocada en su automóvil.

Irak sufre un repunte de la violencia sectaria y de los atentados terroristas, que causaron durante el mes de noviembre la muerte de 948 personas, la mayoría de ellas civiles, según cifras del Gobierno. Cientos de miles de personas realizan la peregrinación a Kerbala durante los 40 días de duelo que siguen a la Ashura, la principal ceremonia anual para la comunidad chiita en la que rememoran el martirio del imán Husein. Este año el último día de duelo será el 23 de diciembre.

Los insurgentes sunitas, algunos de ellos vinculados a Al Qaeda, suelen atacar a la comunidad chiita, mayoritaria en Irak, donde la violencia ha registrado este año niveles similares a los de 2008, cuando el país salía de una guerra civil que lo ensangrentó después de la invasión encabezada por Estados Unidos en 2003.