Condenan a dos ex directivos de constructora OAS por caso Petrobras

La sentencia de 16 años por corrupción, lavado de dinero y participación en una organización criminal es la segunda en contra de altos ejecutivos por el caso de corrupción en Petrobras.
Otros dos altos cargos de OAS también fueron condenados a prisión con 11 años cada uno.
Otros dos altos cargos de OAS también fueron condenados a prisión con 11 años cada uno. (Reuters)

Río de Janeiro

El ex presidente de la constructora brasileña OAS y un director fueron condenados a 16 años y cuatro meses de cárcel por corrupción, lavado de dinero y participación en organización criminal, según un fallo judicial.

Se trata de la segunda sentencia contra altos ejecutivos por el caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras que ha sacudido al país sudamericano.

El juez Sergio Moro, que juzga a los implicados en la Operación Lava Jato, que investiga el desfalco de cientos de millones de dólares de Petrobras por medio de contratos sobrefacturados, también condenó a 11 años de prisión otros dos altos cargos de OAS.

Recién el 20 de julio último la cúpula de Camargo Correa, otro de los 'gigantes' de la construcción del país sudamericano, recibió una pena de 15 años de cárcel por corrupción, lavado de dinero y pertenencia a organización criminal.

Odebrecht, la mayor constructora de América Latina con 200 mil empleados, está bajo el ojo del huracán luego de que el presidente de la firma, Marcelo Odebrecht, fue encarcelado preventivamente en junio por crímenes económicos ligados a la manipulación de licitaciones.

La Operación Lava Jato, iniciada en abril de 2014, ha supuesto un vuelco en la vida política de Brasil, donde medio centenar de políticos están siendo investigados o fueron imputados.

Las investigaciones ya alcanzaron al ex colaborador de Luiz Inacio Lula da Silva, José Dirceu, detenido esta semana, y al ex tesorero del gobernante Partido de los Trabajadores, Joao Vaccari.

La prensa especula ahora con la imputación del presidente del Congreso, el conservador Eduardo Cunha, sospechoso según la fiscalía de haber recibido cinco millones de dólares para hacer posible un negocio de la surcoreana Samsung Heavy Industries con Petrobras.

Asimismo, el ex presidente y senador Fernando Collor de Mello estaría en el punto de mira de las investigaciones y podría ser imputado en breve, después de que en julio la policía federal le embargara autos de lujo por estar al parecer pagados con dinero de la corrupción.