Detienen a talibanes que intentaron matar a Malala

El ejército paquistaní detuvo a 10 hombres implicados en el intento de asesinato de la estudiante y activista por los derechos de las niñas a la educación, Malala Yousafzai, en 2012.
Los talibanes abrieron fuego contra Malala y varios de sus compañeros en octubre de 2012, cuando se encontraban en un minibús a la salida de Mingora, en la región de Swat,Pakistán.
Los talibanes abrieron fuego contra Malala y varios de sus compañeros en octubre de 2012, cuando se encontraban en un minibús a la salida de Mingora, en la región de Swat,Pakistán. (Reuters)

Islamabad, Pakistán

El ejército paquistaní anunció que detuvo a los insurgentes que intentaron matar a la estudiante paquistaní Malala Yousafzai en el noroeste del país en 2012, en un ataque reivindicado por los talibanes.

Los talibanes dispararon en la cabeza a la joven militante, que entonces tenía 15 años y que logró recuperarse y prosiguió su lucha en defensa del derecho de las niñas a la educación, ganándose así un amplio reconocimiento internacional.

"El grupo que participó en el ataque a Malala Yousufzai ha sido detenido", anunció el general Asim Bajwa en una rueda de prensa en la sede del ejército en Rawalpindi, cerca de Islamabad.

La detención de los 10 hombres fue posible gracias a una operación conjunta del ejército, la policía y los servicios de inteligencia en el marco de la ofensiva que las fuerzas armadas paquistaníes llevan a cabo contra los Tehreek-e-Taliban Pakistan (TTP) y otros grupos extremistas en el noroeste del país, fronterizo con Afganistán.

El equipo formaba parte del TTP y el plan para asesinar a Malala procedía del actual líder del grupo, el molá Fazlulá, añadió el general Bajwa.

Los asaltantes abrieron fuego contra Malala y varios de sus compañeros en octubre de 2012, cuando se encontraban en un minibús a la salida de Mingora, en la región de Swat, de donde el ejército había expulsado a los talibanes tres años antes.

Tras sobrevivir al ataque, Malala fue trasladada al Reino Unido para recibir tratamiento, donde vive ahora con su familia.

Su valentía fue reconocida por personalidades e instituciones de todo el mundo. Desde su salida de Pakistán, Malala ha participado en muchas conferencias internacionales en las que ha defendido la paz y la educación de los niños y pedido a los líderes mundiales que reduzcan su gasto militar y "¡enviar libros y no armas!" a los países pobres.

El año pasado recibió el premio Sajarov de Derechos Humanos que concede el Parlamento Europeo y fue nominada al Premio Nobel de la Paz.

El discurso que ofreció ante la Asamblea General de Naciones Unidas en julio del año pasado, en el que aseguró que nunca será silenciada, fue recibido con una amplia ovación.

Malala ya se había dado a conocer en 2009, con solo 11 años, con un blog para el servicio en urdu de la BBC en el que contaba la vida bajo el gobierno de los talibanes en el valle de Swat, en el noroeste de Pakistán, donde vivía, y reclamaba el derecho a la educación de las niñas, prohibida por Fazlulá.