Arrestan a ex jefe de gabinete de Lula da Silva por caso Petrobras

El brasileño José Dirceu, miembro del Partido de los Trabajadores, cumple actualmente una condena domiciliaria por un escándalo en el que pagaba sobornos a legisladores a cambio de apoyo político.
El ex presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, con José Dirceu.
El ex presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, con José Dirceu. (AFP)

Brasilia

La policía brasileña detuvo a José Dirceu, quien fue jefe del gabinete del ex presidente brasileño Lula da Silva y lo señaló como uno de los probables creadores del fraude montado en la estatal Petrobras.

La fiscalía acusa a Dirceu de haber recibido y canalizado al menos 11,7 millones de dólares en dinero ilegal vinculado a la estatal Petrobras a través de una firma de su propiedad, JD Asesoría, sin que existan pruebas de que esta empresa haya prestado los servicios por los que fue remunerada.

Además del arresto de Dirceu, un total de 200 efectivos en Brasilia, Sao Paulo y Rio de Janeiro cumplieron otras siete órdenes de detención preventiva y temporal y seis de conducción coercitiva a pedido del juez que tramita la causa de la esfera privada del escándalo apodado "Petrolao", por los delitos de corrupción activa y pasiva, formación de organización criminal y lavado de dinero, señaló la policía en un comunicado.

"Dirceu recibió valores de diversas formas, algunas hasta con prestación de servicios en inmuebles de su propiedad. Esos valores sabemos que eran oriundos de sobornos relativos a Petrobras. Hoy no tenemos duda alguna, ni en el aspecto de la empresa JD ni tampoco en la cuestión personal", dijo el procurador Carlos Fernando dos Santos Lima en una rueda de prensa en Curitiba, capital del estado sureño de Paraná.

"Es una operación que va más allá de José Dirceu como beneficiario, tenemos una investigación que busca a José Dirceu como creador del esquema Petrobras, aún desde sus tiempos en la Casa Civil (jefatura de gabinete), en el gobierno del ex presidente Lula", añadió.

Dirceu, que fue jefe de gabinete de Lula de 2003 a 2005, cumple actualmente una condena domiciliaria por un escándalo anterior conocido como "mensalao", mediante el cual el gobernante Partido de los Trabajadores (izquierda) pagaba sobornos a legisladores aliados a cambio de apoyo político. En esta causa, fue condenado a más de siete años de prisión.

Según las autoridades, el exhombre fuerte del gobierno del PT continuó realizando pagos ilegales vinculados a Petrobras mientras estaba detenido por el "mensalao".