21 detenidos de los enfrentamientos entre ultras y la policía egipcia

Están acusados de causar disturbios e incitar a la violencia durante los choques que enfrentaron a los aficionados de los clubes Zamalek y ENPPI con las fuerzas de seguridad.

El Cairo

La Fiscalía del Este de El Cairo ordenó hoy la detención formal de 21 personas sospechosas de participar en los disturbios del pasado domingo en los aledaños del estadio de fútbol de la Defensa Aérea, en la capital egipcia, que provocaron la muerte de una veintena de personas.

Una fuente judicial informó a Efe de que los arrestados, que fueron detenidos de manera provisional el mismo día de los enfrentamientos, están acusados de causar disturbios e incitar a la violencia durante los choques que enfrentaron a los aficionados de los clubes Zamalek y ENPPI con las fuerzas de seguridad.

Estas detenciones formales se producen mientras continúan los investigaciones sobre los hechos llevadas a cabo por la Policía y los servicios de Inteligencia, añadió la fuente.

Fuentes del Ministerio egipcio de Sanidad informaron de la muerte de 19 personas en los enfrentamientos, mientras que la Fiscalía General cifró en 22 los fallecidos.

Según el Ministerio de Interior, la policía tuvo que intervenir para evitar daños en la propiedad pública después de que hinchas de ambos equipos quemaran vehículos oficiales e intentaran irrumpir al estadio por la fuerza sin tener entradas, limitadas solo a 10.000 personas.

Por su parte, el grupo de los "Caballeros blancos", como se conoce a los ultras del Zamalek, denunció que las autoridades rodearon con alambradas los accesos al estadio y lanzaron gases lacrimógenos causando desmayos y síntomas de asfixia entre los aficionados.

Ante la diversidad de versiones, el presidente del país, Abdelfatah al Sisi, pidió una investigación completa de las circunstancias en las que ocurrieron los hechos.