Siete detenidos en España y Marruecos por reclutar mujeres para el EI

Las mujeres se unirían en Siria e Irak al Estado Islámico, las detenciones tuvieron lugar en Barcelona, en los enclaves españoles de Ceuta y Melilla y en Castillejos, en Marruecos.
Policías españolas escoltan a una joven musulmana a un avión militar en Melilla, enclave español en el norte de África
Policías españolas escoltan a una joven musulmana a un avión militar en Melilla, enclave español en el norte de África (AFP)

Madrid

Siete personas fueron detenidas hoy en España y Marruecos en el marco de una investigación sobre el reclutamiento de mujeres para ser enviadas a Siria e Irak a unirse a la organización Estado Islámico (EI), anunció el ministerio español del Interior.

Cuatro mujeres, entre ellas una menor, y tres hombres, fueron detenidos en Barcelona, en los enclaves españoles de Ceuta y Melilla y en la ciudad marroquí de Castillejos, a 2 km de Ceuta, según un comunicado del ministerio.

Una de las detenidas en Barcelona es una mujer de nacionalidad chilena, anunciaron los ministros del Interior de España, Jorge Fernández Díaz, y de Chile, Rodrigo Peñailillo, en rueda de prensa conjunta en Santiago donde el español se encontraba de visita oficial.

"Todos los arrestados están acusados de formar parte activa de una red internacional en la que cada uno de ellos desempeñaba un rol concreto de captación, reclutamiento y envío de mujeres jóvenes al frente sirio-iraquí en el marco de la organización terrorista", precisó.

Según la policía, los investigadores lograron identificar hasta ahora a doce mujeres captadas a través de esta red aunque no pudieron precisar cuántas de ellas fueron efectivamente enviadas a Siria e Irak.

Su perfil "es heterogéneo, si bien todas cumplen con una serie de patrones comunes que evidencian su vulnerabilidad, tales como juventud (incluso algunas menores de edad), bajas expectativas socio-laborales o usuarias de redes sociales sin supervisión", según el comunicado.

Las jóvenes reclutadas, principalmente en los enclaves norafricanos de Ceuta y Melilla, "fueron sometidas a un proceso de radicalización a través de las redes sociales, de cara a integrarlas en EI y enviarlas a la zona de conflicto".

Asimismo, "las reclutadoras activas ahora detenidas ofrecían a las jóvenes una visión completamente falsa e idealizada de lo que sería la vida en lo que denominan Califato del Estado Islámico, bien como verdaderas 'guerreras yihadistas', bien como protagonistas de una vida sentimental perfecta al lado de un 'muyahidin'", agregaba.

La operación se llevó a cabo en cooperación con la Dirección General de Vigilancia del Territorio Marroquí y el martes por la mañana seguían en curso varios registros, según la nota.

Un centenar de españoles se habrían unido a las filas de los yihadistas en ambos países, indicó el mes pasado el embajador de España en Irak, José María Ferré. La cifra es relativamente baja respecto a los centenares de yihadistas franceses, británicos o alemanes implicados. Pero el fenómeno preocupa a Madrid. En agosto, una adolescente de 14 años fue detenida en Ceuta cuando se disponía a partir para unirse al EI.