Detienen en Italia a un etarra desaparecido desde el año 2000

Carlos García Preciado, conocido como “Roberto", portaba documentación falsa similar a las habitualmente confeccionadas por la organización separatista vasca ETA.

Madrid

Una operación conjunta entre agentes de la Policía Nacional de Italia y de España permitió la detención en Roma del etarra Carlos García Preciado, "Roberto", que se encontraba en paradero desconocido desde el año 2000.

El detenido portaba documentación falsa similar a las habitualmente confeccionadas por la organización separatista vasca ETA.

El Ministerio español del Interior refirió que Carlos García se encuadró en las estructuras clandestinas de ETA en el año 2000, y contra él pesan dos condenas: una de 16 años de prisión por terrorismo emitida por la Audiencia Nacional, y otra de tres años de reclusión por pertenencia a organización terrorista dictada por las autoridades judiciales francesas.

Cuando militaba en la organización juvenil Jarrai, García fue detenido en agosto de 1997 en Andoáin (Guipúzcoa) tras el incendio de una sucursal bancaria mediante el lanzamiento de cócteles molotov que obligó al desalojo del edificio.

Posteriormente, en octubre del mismo año, fue detenido por terrorismo y estragos, tras la desarticulación de un "talde Y" (grupo reducido de apoyo a un comando terrorista) de apoyo a ETA, en el que estaba integrado.

En 2000 huyó de su domicilio, para eludir su detención, tras ser condenado por la Audiencia Nacional a 16 años de prisión.

En julio de 2006 el Tribunal Correccional de París le condenó en rebeldía a tres años de prisión por un delito de pertenencia a organización terrorista por su integración en la estructura de los "taldes" de reserva de ETA radicada en territorio galo.

Posteriormente a la detención en 2001 en Dax (Francia) del responsable del "aparato logístico" de ETA, Asier Oyarzábal Chapartegui, "Baltza", aparecieron diversas fotografías de Carlos García destinadas a la falsificación de documentos.

El Ministerio español del Interior resaltó que esta detención se enmarca dentro de la estrategia de la Comisaría General de Información orientada a fortalecer la cooperación internacional con el objetivo de poner a disposición judicial a todos los miembros de ETA con reclamaciones internacionales en vigor.

Esto ha posibilitado detenciones de miembros de la organización en Bélgica, Italia, Alemania, Reino Unido, Francia, México, Venezuela y Brasil.