Más de tres millones han huido de violencia en Siria

La ONU afirma que la guerra entre rebeldes, ejército de Asad y extremistas del EI ha causado "la mayor emergencia humanitaria de nuestra época".
La mitad de la población se ha desplazado para buscar refugio. En la imagen, una familia siria en Beirut.
La mitad de la población se ha desplazado para buscar refugio. En la imagen, una familia siria en Beirut. (Anwar Amro-AFP)

Bagdad-Beirut

Más de tres millones de sirios huyeron de su país, golpeado por la guerra civil y por las atrocidades de los yijadistas del Estado Islámico (EI), informó ayer la ONU al tiempo que en el sur del país se llevaban a cabo negociaciones para liberar a 44 cascos azules.

Tras más de tres años de una guerra civil degenerada en un conflicto multiforme y sangriento por el avance del EI, el número de refugiados superó los tres millones, indicó la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur).

Ese número no incluye a los cientos de miles de personas que huyeron sin registrarse como refugiados, ni a los 6.5 millones de personas desplazadas dentro del país, lo que significa que cerca de 50 por ciento de los sirios se ha visto obligado a huir de sus hogares, explicó la ACNUR.

La agencia de la ONU se refirió también a "ciudades donde la población está rodeada, la gente tiene hambre y los civiles están siendo asesinados indiscriminadamente".

"La crisis siria se ha convertido en la mayor emergencia humanitaria de nuestra época. Sin embargo, "el mundo no logra responder a las necesidades de los refugiados ni de los países que los acogen", lamentó ACNUR.

La ONU calcula que 191 mil personas murieron en el país desde marzo de 2011.

A más de tres años después de haber estallado, la guerra en Siria se vuelve cada vez más compleja. Los combates, en un principio entre las fuerzas del gobierno de Bashar al-Asad y los insurgentes, se han diversificado, puesto que ahora los rebeldes se enfrentan a los yijadistas del EI, que, a su vez, desde hace varias semanas combaten contra las fuerzas gubernamentales.

Las atrocidades se multiplican en Siria, donde el EI ejecutó esta semana a más de 160 soldados en el norte.

El grupo ultrarradical sunita difundió un video en el que decenas de jóvenes, presentados como soldados sirios, marchan por el desierto en ropa interior, descalzos y con las manos en la cabeza, antes de pasar a un gran plano de cuerpos apilados.

En ese contexto, nueve soldados del ejército libanés que fueron capturados por el EI alertaron ayer en un video que serán decapitados en tres días si no se libera a islamistas encarcelados en la prisión de Rumieh, cerca de Beirut.

"Por favor, movilícense para que liberen a los prisioneros de Rumieh o, si no, en tres días seremos decapitados", afirmaron varios de ellos, que pidieron ayuda al gobierno, a sus familias y a las autoridades musulmanas.

La llamada de los soldados capturados llega en medio de rumores sobre la supuesta decapitación de un soldado libanés, Ali al Sayed, a manos del EI y que fue difundida por las redes sociales, si bien este hecho no ha sido confirmado por las autoridades.

En paralelo, la ONU recibió garantías de que los 44 cascos azules retenidos por rebeldes sirios en la Meseta del Golán están a salvo y con buena salud, informó ayer un portavoz de la organización.

Mientras tanto en Irak, la ofensiva lanzada por el EI el 9 de junio obligó a cientos de miles de personas a huir.

Según la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), más de 1.6 millones de iraquíes se vieron desplazados por las violencias en el país.

El grupo ultrarradical decapitó a un combatiente kurdo en el norte del país, y advirtió de que otros kurdos correrán su misma suerte si siguen cooperando con EU.

Por su parte, Gran Bretaña subió ayer de "sustancial" a "grave" su nivel de alerta de seguridad, justificando esta movilización por la amenaza terrorista representada por los centenares de británicos yijadistas que se encuentran luchando en Irak y Siria.

"Con el Estado Islámico, estamos confrontados a la amenaza más grave que jamás hayamos conocido", indicó el primer ministro británico, David Cameron.

EU gasta 7.5 millones diarios

Las operaciones militares de Estados Unidos en Irak contra los yijadistas del Estado Islámico (EI), incluyendo los ataques aéreos, cuestan 7.5 millones de dólares por día, informó ayer el Pentágono.

EU desplegó 865 soldados en Irak para proteger a su personal y asesorar a las fuerzas armadas iraquíes después de que EI emprendiera una fulgurante ofensiva el 9 de junio. A partir del 8 de agosto, los estadunidenses también lanzaron 110 incursiones aéreas contra los insurgentes, principalmente cerca de la represa de Mosul (norte), precisó el comando militar estadunidense encargado de Oriente Medio y Asia Central (Centcom).

Esas operaciones cuestan desde mediados de junio "cerca de 7.5 millones de dólares por día", afirmó durante una conferencia de prensa el portavoz del Pentágono, el contraalmirante John Kirby. Las operaciones se financian con el presupuesto destinado a las intervenciones militares en el extranjero, sobre todo en Irak y Afganistán, precisó.(AFP/Washington)