Gobierno vasco propone a ETA plan de desarme

El gobierno censuró el modelo de desarme planteado por la ETA, que carece de un calendario y de una verificación.

Madrid

El presidente vasco Iñigo Urkullu planteó hoy al grupo separatista ETA un plan de cinco puntos para verificar un desarme “rápido y efectivo”, al estimar que faltan avances luego del anuncio hace más de 36 meses de un cese definitivo de la violencia.

En un comunicado, el gobierno del País Vasco censuró el modelo de desarme planteado por la ETA, que carece de un calendario y de una verificación, informó la cadena española RTVE.

En su lugar, propuso un procedimiento para un desarme "rápido y efectivo" con una nueva comisión de verificadores y participación del propio Ejecutivo autonómico, dijo el comunicado.

La Presidencia del Gobierno Vasco respondió a la declaración de la denominada Comisión Internacional de Verificación (CIV), que avaló el proceso de sellado del armamento del grupo y expresa su convicción de que la organización avanza hacia un desarme completo.

Urkullu respondió que a más de tres años del anuncio de cese definitivo de la violencia, ETA no ha avanzado en su desarme" y "esto no es aceptable", lo cual "tiene un alto coste social y político que ha de pagar la sociedad vasca en forma de injusta hipoteca".

El gobierno vasco dijo además que está al tanto de la situación de "estancamiento" del proceso que refleja el informe de la CIV difundido este domingo.

Aun cuando manifestó "respeto y apoyo a los buenos oficios" de este grupo, una hora después emitió una valoración muy diferente.

Según el Gobierno de Vitoria, "un proceso de sellado de armas sin verificación efectiva y sin calendario conocido no tiene valor".

La propuesta a ETA prevé un modelo de desarme diferente, que se sustenta en cinco pasos, el primero de ellos una aceptación por parte de ETA de "los buenos oficios" de otro comité compuesto por agentes sociales, internacionales y del Gobierno Vasco.

El siguiente paso implicaría la obligación de que ETA estructurara "en un plazo de tiempo comunicado el depósito de todas sus armas y explosivos y en un número de almacenamientos localizables y seguros para la población".

Además, el Gobierno Vasco propone la constitución de un Comité para el Desarme compuesto por miembros del Foro Social que se ha reunido con el Comité Internacional de Verificación, así como por agentes internacionales y representantes del Gobierno Vasco.

El Ejecutivo vasco propone de igual forma solicitar el apoyo del Parlamento Vasco para este comité.

En cuarto lugar, ETA entregaría la localización de sus almacenamientos de armas y explosivos a la representación de la sociedad vasca en el Comité para el Desarme.

El quinto y último paso sería la entrega de esta información al Comité para el Desarme, que lo pondría a su vez en manos del Gobierno Vasco "para que éste actúe como legalmente proceda".

La Comisión Internacional de Verificación se constituyó el 28 de septiembre de 2011 para verificar "el alto el fuego permanente, general y verificable" declarado por ETA el 10 de enero de 2011.