Derecha salvadoreña insiste en revisión "voto por voto"

Mientras el candidato del partido derechista Arena, Norman Quijano, sigue denunciando un "fraude" y que votaron presos, lo que niegan las autoridades, la OEA destacó la "organización y la ...
El candidato de Arena, Norman Quijano (i), marcha junto a seguidores de su partido hacia el Tribunal Supremo Electoral en San Salvador
El candidato de Arena, Norman Quijano (i), marcha junto a seguidores de su partido hacia el Tribunal Supremo Electoral en San Salvador (AFP)

San Salvador

Militantes de la derecha se manifestaron hoy en El Salvador para seguir clamando al Tribunal Supremo Electoral (TSE) el conteo "voto por voto" del balotaje del domingo, a pesar que el escrutinio otorgó la victoria a la izquierda. "Nosotros seguimos exigiendo que se cuente voto por voto", declaró a la prensa el presidente de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha), Jorge Velado.

El recuento final de sufragios realizado por el TSE otorgó el jueves a Salvador Sánchez Cerén, del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda), el 50.11% de los votos contra 49.89% de Norman Quijano, de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena). Sin embargo, en virtud de un recurso de "nulidad" de los comicios que presentó Arena, el TSE debe aguardar hasta lunes o martes para proclamar oficialmente a Sánchez Cerén como presidente electo.

Con banderas de Arena, azul rojo y blanco, los militantes salieron de la plaza Uruguay y se trasladaron hasta un hotel del oeste de San Salvador, donde tiene su sede temporal el TSE. Velado sostuvo que la "marcha es pacífica" y lamentó que los magistrados del TSE ordenaran horas antes la salida de todos los empleados del organismo.

En tanto, el derrotado candidato Quijano interpuso un recurso de amparo ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia para que ordene abrir las urnas de los comicios y contar uno a uno los votos. "Nos hemos venido a amparar (ante la Corte) por estarse violando nuestros derechos", y porque "nadie se va a sentir representado por un gobierno impuesto a través del fraude", declaró Quijano.

En tanto, el vicepresidente de Arena, Ernesto Muyshondt, mostró imágenes que la agrupación llevó a la Fiscalía con el testimonio de un vigilante de una cárcel que relata la supuesta salida de reos a votar, lo cual es ilegal por cuanto los presidiarios pierden sus derechos. El director de Centros Penales de El Salvador, Rodil Hernández, negó rotundamente que reclusos hayan salido a votar en el balotaje del domingo. "Negamos enfáticamente esas declaraciones irresponsables", aseguró Hernández en declaraciones al canal 21 de la televisión privada.

"En ningún momento esta Dirección General (de Penales) ha permitido la salida de privados de libertad que no estén amparados en los preceptos legales correspondientes", subrayó Hernández. El funcionario aseguró que cada uno de los directores de los 19 centros penales le informaron que el 9 de marzo no autorizaron la salida de "ningún" preso.

La Organización de Estados Americanos (OEA) destacó hoy el papel del TSE "por la organización y transparencia con que se desarrolló el procedimiento de escrutinio final" el martes y miércoles. "La OEA reitera el llamado a los actores políticos y a las instituciones salvadoreñas a esperar con tranquilidad la conclusión de los procedimientos establecidos en la ley, que permitan proclamar al ganador de los comicios presidenciales", destacó el comunicado.

Asimismo, la Unión Europea (UE) destacó el desarrollo "eficaz" de la segunda vuelta electoral del domingo. "Mostramos nuestra apreciación por la manera eficaz y profesional en la que se desarrolló tanto la jornada electoral, como los escrutinios provisional y definitivo, y reconocemos la contribución de los partidos políticos a la ordenada y pacífica conducta durante las elecciones", consignó la UE en un comunicado.

Sánchez Cerén, de 69 años, que asumirá el gobierno el 1 de junio próximo, será el primer ex guerrillero en llegar al poder en este país y el cuarto en América Latina, después del nicaragüense Daniel Ortega, el uruguayo José Mujica y la brasileña Dilma Rousseff.