La depresión afectará a los países desarrollados

Para el año 2020, dicha enfermedad será la primera causa de baja laboral, aseguró Fernando López Munguía, médico del Hospital Psiquiátrico Fray Bernardino Álvarez.
El tercer lunes de cada enero es conocido como 'Blue Monday'.
Las mujeres son más propensas que los hombres a padecer esta enfermedad (AP)

Ciudad de México

Para el año 2020, la depresión será la primera causa de baja laboral en los países desarrollados y la segunda enfermedad más frecuente en el mundo, aseguró Fernando López Munguía, médico adscrito al Servicio de Hospitalización del Hospital Psiquiátrico "Fray Bernardino Álvarez",

Se trata de un padecimiento que, actualmente, ocupa el cuarto lugar en la lista de afecciones que contribuyen a la carga mundial de morbilidad ya que además de estar asociado con la alta incidencia de suicidios, los pacientes presentan otras enfermedades médicas adicionales como diabetes, afección cardiaca e insuficiencia renal, entre jóvenes, aumenta el riesgo de incidir en abuso de drogas o alcohol.

El ex presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana dijo que la depresión es un trastorno mental frecuente que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa, baja autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión es dos veces más frecuente entre las mujeres que entre los varones y constituye actualmente una de las 10 principales causas de discapacidad. "Se calcula que entre 10 y 20 millones de personas intentan suicidarse todos los años; un millón de ellas muere", agregó el doctor López.

La depresión, agregó, es un trastorno que se puede diagnosticar y tratar incluso por médicos de atención primaria, pese a esto, alertó que "aunque hay tratamientos eficaces para la depresión, más de la mitad de los afectados en todo el mundo -y más del 90% en algunos países- no reciben esos tratamientos".

Y recordó que entre los obstáculos para una atención eficaz de la enfermedad se encuentran la falta de recursos y de personal sanitario capacitados, además de la estigmatización de los trastornos mentales y la evaluación clínica inexacta.

"La depresión es ya considerada un problema de salud pública que podría agrandarse si un porcentaje alto de las personas que deciden ir a consultar a un médico, no cuenta con un diagnóstico correcto y por ello tampoco con un tratamiento adecuado".

La depresión es el resultado de interacciones complejas entre factores sociales, psicológicos y biológicos que puede afectar la vida familiar, reducir la capacidad de adaptación social, ser causa de pérdida de productividad en el trabajo y tener una gran influencia en los costos de salud.

Asimismo, López Munguía hizo un llamado a la comunidad médica para focalizar su atención en las pautas para el diagnóstico oportuno en personas con los principales síntomas como son el estado de ánimo bajo o tristeza y la pérdida de interés o capacidad de disfrutar.

"La característica básica del episodio depresivo mayor es un período de al menos dos semanas durante el que hay un estado de ánimo deprimido o una pérdida de interés o placer en casi todas las actividades. En los niños y adolescentes el estado de ánimo puede ser irritable en lugar de triste".