Detienen a activistas que protestaban contra deportaciones en EU

Alrededor de 12 personas fueron arrestadas frente a la Casa Blanca por bloquear la acera durante una protesta para exigir el fin de las deportaciones; tiempo después fueron liberadas.

Washington

Una docena de activistas fue arrestada hoy frente a la Casa Blanca luego que bloquearon la acera durante una protesta, en demanda del fin de las deportaciones.

"Presidente (Barack) Obama, actúe ahora", rezaba una de las pancartas ondeadas por cientos de manifestantes que participaron en la protesta, donde hicieron sonar la tambora mil 100 veces, un gesto de solidaridad con el número de personas deportadas diariamente por el gobierno.

Los activistas fueron detenidos temporalmente por la policía, en una nueva escalada de los actos de desobediencia civil protagonizados por organizaciones partidarias de una reforma migratoria.

El presidente Obama no se encontraba en la Casa Blanca debido a que sigue de gira por Asia.

La activista Iliana López señaló: "Estoy aquí por los 11 millones (de indocumentados). No más niños hechos huérfanos por este sistema descompuesto".

El grupo de activistas, incluidas algunas de la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas (NDWA) y de Casa Maryland, fue liberado poco después por las autoridades.

Al cabo de la movilización frente a la Casa Blanca, los manifestantes se trasladaron al Capitolio para demandar un voto de la reforma migratoria en la Cámara de Representantes, en vísperas del primer aniversario de la aprobación de la reforma en el Senado.

En el Capitolio, una delegación de las mujeres que portaba camisetas con la leyenda "Voces al Alza" se reunió con colaboradores de la líder de la mayoría demócrata de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

"No tengan duda que Nancy Pelosi apoya la reforma migratoria", dijo uno de los colaboradores de la legisladora demócrata de California, de acuerdo con un mensaje de twitter de las organizadoras.

La movilización precede un acto mayor que será realizado por organizaciones comunitarias, religiosas y sindicales contra las deportaciones el próximo 1 de mayo frente a la Casa Blanca, aunque Estados Unidos no celebra en esa fecha el Día Internacional del Trabajo.

La AFL-CIO, la mayor central sindical del país con más de 12 millones de miembros, el Movimiento para una Reforma Migratoria Justa (FIRM) y Casa Maryland buscarán asimismo recalcar la urgencia de una reforma migratoria para aliviar la crisis de separación de familias.

La protesta del 1 de mayo contará con la participación de miembros de FIRM, una coalición partidaria de la reforma migratoria que emplazó a los republicanos de la Cámara de Representantes a votar la reforma antes del 28 de junio y a la Casa Blanca a frenar las deportaciones.

Bajo presión de líderes de las organizaciones progresistas y religiosas, el presidente Obama instruyó al secretario de seguridad interna Jeh Johnson a "humanizar" la política de deportaciones, que han ascendido a unos dos millones desde el inicio de su presidencia.

Johnson ha celebrado sucesivas reuniones con dirigentes comunitarios, religiosos y sindicales, pero hasta el momento no existen anuncios oficiales de cambios en la política migratoria por la vía administrativa.

Los grupos reclaman a la Casa Blanca que aplique una fórmula similar al alivio que otorgó a los estudiantes indocumentados a través del programa de acción diferida (DACA), que no sólo detuvo las deportaciones, sino que les concedió permisos laborales de dos años.