• Regístrate
Estás leyendo: Podemos dejará en manos de militantes apoyo a candidato socialista
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 01:28 Hoy

Podemos dejará en manos de militantes apoyo a candidato socialista

Tras desvanecerse hoy la posibilidad de un acuerdo a tres bandas de los socialistas, el partido izquierdista y los centroderechistas de Ciudadanos, crece la posibilidad de nuevos comicios en junio.

Publicidad
Publicidad

José Antonio López

El líder de Podemos (extrema izquierda), Pablo Iglesias, dio a conocer que dejará en manos de las bases del partido la decisión de si apoyan o no la investidura del candidato socialista a la presidencia de España, Pedro Sánchez, basado en el pacto que éste firmó con Ciudadanos (C’s, centro derecha).

Iglesias rechazó facilitar un Gobierno PSOE-Ciudadanos y aseguró que salió del encuentro ayer "muy decepcionado" ya que "a Podemos le dijeron que 'no' a todo". Los socialistas necesitan los votos de las dos formaciones emergentes -Podemos y Ciudadanos- para investir a Pedro Sánchez como presidente, ya que solo cuentan con 90 escaños de los 350 que componen el Congreso, mientras que Podemos cuenta con 69 escaños y los Ciudadanos con 40.

El ex profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Complutense de Madrid, explicó que los próximos días 14 y 16 de abril serán las fechas para que elijan sus afiliados, las preguntas serán: “¿Quieres un Gobierno basado en el pacto Rivera-Sánchez?” y: “¿Estás de acuerdo con la propuesta de Gobierno de cambio que defienden Podemos-En Comú-En Marea?”.

Por eso, avisó que, si los militantes eligen la primera opción, los dirigentes del partido morado tendrían que asumir responsabilidades, en declaraciones a la prensa ofrecidas un día después de la reunión PSOE-C’s-Podemos) en la que no se llegó a un acuerdo para intentar desbloquear la situación que vive el país luego de que los partidos no se ponen de acuerdo para formar un nuevo Gobierno.

“Presentamos un documento de cesiones programáticas que no eran sencillas para nosotros”, señaló Iglesias, para informar que Ciudadanos “no estaba dispuesto a avanzar ni un centímetro más de lo que había avanzado con el PSOE”.

El que fuera también uno de los líderes de los indignados del 15-M aseguró que la gente de C’s fue “muy explícita en su negativa a explorar un Gobierno progresista”. También el PSOE, según Iglesias, dejó claro que no aceptan que Podemos entre en el Gobierno.

Tras la reunión a tres del pasado jueves, Iglesias explicó que el PSOE tiene dos opciones para evitar nuevas elecciones: un acuerdo de gran coalición PSOE-Partido Popular (lo que busca Ciudadanos, en su opinión) o un gobierno progresista de socialistas con Podemos, Compromís e Izquierda Unida. Además, el líder de Podemos animó al PSOE a someter a sus bases la pregunta de si apoyarían ese gobierno de izquierdas.

Las “artimañas” de Iglesias

Mientras que el portavoz parlamentario y jefe del equipo negociador socialista, Antonio Hernando, acusó a Podemos de “cerrar la puerta al gobierno de cambio” y de no querer negociar. “Nunca ha salido de la casilla de salida. Todo ha sido una artimaña”, resumió, convencido de que “nunca” ha querido hablar de políticas, sino repetir las elecciones.

Criticó el documento que Podemos presentó al término de la reunión del jueves, y expresamente los puntos 19 y 20 en los que se habla de reconocer el derecho a decidir (referente a Cataluña) y de un gobierno de coalición con partidos de izquierda sin Ciudadanos.

A su juicio, ha sido una “excusa” porque no quiere negociar, como cree que demuestra también su convocatoria de un referéndum interno. “A Pablo Iglesias se le ve el plumero”, añadió, para después defender que, en su opinión, lo que evidencia es que, al igual que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, Podemos y sus dirigentes “han estado buscando las elecciones desde el primer día”.

Indicó que la propuesta de acuerdo que llevó Iglesias a la reunión a tres era una “artimaña” porque “no lo respeta ni él”. “Si lo respetase habría dado la posibilidad de trabajar sobre este documento y de volvernos a sentar”. Ahora, agregó el socialista, organiza una consulta “para romper”, porque realmente “le importa un bledo” lo que opine el PSOE de sus propuestas programáticas. “Gracias por no intentarlo en absoluto, Pablo”, expresó.

Por separado, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, aseguró que “no va a haber más encuentros” entre su partido, PSOE y Podemos “si no hay un cambio de postura” por parte de los de Pablo Iglesias en su empeño de remplazar el acuerdo de Gobierno firmado por socialistas y C’s.

El joven político catalán dijo que “no tiene sentido” que haya nuevas reuniones a tres bandas, después de la de hace dos días, si Podemos “sigue erre que erre” con sus propuestas, entre las que destacan la realización de un referéndum para que los catalanes decidan si quieren seguir formando o no parte de España y una “inaceptable” política económica que llevaría al país, según C’s, al “desastre” y a un inevitable rescate de los organismos europeos.

Insistió en su acusación a Podemos de intentar “dinamitar” y “reventar” la posibilidad de un acuerdo. A su modo de ver, la formación morada fue a la reunión a proponer lo mismo que propuso Pablo Iglesias hace semanas en rueda de prensa, aunque antes de la cita parecía que “algo había cambiado en Podemos”.

Para Rivera, si Podemos sigue con su “inmovilismo” la única opción que queda es que negocie quien hasta ahora se ha negado a hacerlo. Por eso, volvió a pedir al Partido Popular de Mariano Rajoy “que baje del monte y baje a la arena” a negociar con PSOE y Ciudadanos. De hecho, avisó que “si Podemos sigue en la misma lógica y el PP no baja a negociar” se irá irremediablemente a nuevas elecciones, que tentativamente se realizarían el 26 de junio.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.