Tras dejar gabinete de Trump, Tillerson dice que ora por EU

El destituido jefe de la diplomacia estadunidense dirigió un mensaje al personal diplomático, en el que omitió hablar del presidente de EU y de los motivos que provocaron su despido.

Washington

El destituido jefe de la diplomacia estadunidense, Rex Tillerson, dice que está orando por Estados Unidos.

En un mensaje a embajadas y consulados estadunidenses, tres días después de que el presidente Donald Trump lo despidió, el saliente secretario de Estado dijo que estaba orgulloso de los diplomáticos y aplaudía sus éxitos.

TE RECOMENDAMOS: Rex Tillerson deja la Secretaría de Estado de EU

"Sepan que seguiré orando por nuestro país, nuestros líderes y los esfuerzos de ustedes para hacer un mundo mejor que el que recibimos", dijo Tillerson el viernes en su mensaje.

Exhortó al cuerpo diplomático a "seguir exhibiendo las cualidades de liderazgo que los distinguen" al prepararse para un nuevo jefe.

Tillerson, despedido bruscamente por Trump el martes, no mencionó al presidente ni a su sucesor designado, el jefe de la CIA, Mike Pompeo. Solo dijo que el departamento quedaba "en buenas manos" con su jefe interino, el subsecretario de Estado John Sullivan.

TE RECOMENDAMOS: Rex Tillerson, el millonario discreto despedido por Trump

"En esta época de transición, sé que "seguirán exhibiendo las cualidades de liderazgo que los distinguen", escribió. "Los exhorto a seguir concentrados en nuestra misión compartida y mantener un proceso de transición ordenado y sin tropiezos. Confío plenamente en que seguirán trabajando de manera diligente para promover nuestros intereses nacionales y nuestros valores como nación".

"Aunque suelen recibir escaso reconocimiento o aplausos por estos sacrificios, la abnegación de ustedes fuera de lo común permite a cientos de millones de estadunidenses vivir en paz y libertad", escribió.

TE RECOMENDAMOS: Tillerson desconoce razón de su despido, dice subsecretario

Aunque entregó las responsabilidades cotidianas del departamento a Sullivan, Tillerson conservará el título hasta el 31 de marzo.

Considerado una influencia moderadora sobre Trump, Tillerson tuvo varios enfrentamientos con su jefe en torno al acuerdo climático de París, el traslado de la embajada en Israel a Jerusalén, el acuerdo nuclear con Irán y otros asuntos cruciales de política exterior.

Después de meses de rumores sobre su futuro en el gobierno, Trump despidió a Tillerson horas después de que el secretario regresó de una gira por cinco países de África.

gcc