Defensores de los gays critican una dura ley en Arizona

Según la nueva legislación, que debe ser firmada todavía por Jan Brewer, la gobernadora republicana, los comerciantes pueden invocar la libertad religiosa para negarse a dar un servicio a los ...
Jan Brewer, gobernadora republicana de Arizona, famosa por sus posiciones conservadoras
Jan Brewer, gobernadora republicana de Arizona, famosa por sus posiciones conservadoras (Reuters)

Los Angeles

Parlamentarios y asociaciones de defensa de los derechos de los homosexuales criticaron duramente la aprobación de una ley en Arizona (oeste de Estados Unidos), según la cual los comerciantes pueden invocar la libertad religiosa para negarse a dar un servicio a los homosexuales. La legislación, aprobada esta semana por el Senado y la Cámara de Representantes del estado controlado por los republicanos, aún no ha sido firmada por la gobernadora republicana de Arizona, Jan Brewer, para su promulgación.

El jefe de la minoría demócrata de la Cámara de Representantes de Arizona, Chad Campbell, reaccionó con fuerza en Twitter después de la votación: "El mundo se molesta por la forma como Rusia trata los derechos de los homosexuales. Creo que es momento de molestarse por esto que ocurre en Arizona". La poderosa Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), por su parte, llamó a Jan Brewer a vetar el texto: "Una vez más, los parlamentarios de Arizona están del lado equivocado de la historia".

Brewer, conocida por sus posiciones muy conservadoras, sobre todo en materia de inmigración, no participó en el debate. Cuando el canal de noticias CNN le preguntó en Washington al respecto, reconoció que "se trata de una ley muy controvertida" y dijo que tomaría una decisión la próxima semana. La legislación no se refiere explícitamente a los homosexuales, pero permite a los individuos y los comerciantes hacer prevalecer, en caso de un eventual juicio por discriminación, sus creencias religiosas.

El promotor del texto, el ultraconservador Center for Arizona Policy, se opone al matrimonio gay y al aborto. El grupo dio la bienvenida a la votación y llamó a la gobernadora a firmar el texto. "Nadie debe ser obligado a ir en contra de sus creencias religiosas al trabajar o abrir un negocio", escribió en un comunicado.