Candidatos de Nuevo México debaten en español

Nuevo México es el estado con mayor porcentaje de habitantes latinos y el debate reconoce la influencia de éstos para decidir una elección.
La gobernadora de Nuevo México Susana Martínez y el candidato demócrata Gary King debatieron en español en la televisión local.
La gobernadora de Nuevo México, Susana Martínez, y el candidato demócrata, Gary King, debatieron en español en la televisión local. (AP)

Nuevo México, EU

El moderador dio a la gobernadora de Nuevo México Susana Martínez pie para que hiciera sus primeros comentarios. Sonriente y mirando a la cámara, ella dijo en español: "Bienvenidos y muchas gracias por la oportunidad de poder hablar con la gente hispana de mi comunidad".

Esto representó el ingreso de la gobernadora republicana a la tendencia que está surgiendo mientras republicanos y demócratas de todo el país cortejan a los electores hispanos.

De California a Texas, colegas y televisoras en español están realizando debates similares sin importar lo bien que hablen los candidatos ante la creciente influencia de los latinos como electores que pueden hacer un cambio en contiendas clave.

Por ejemplo, los candidatos al gobierno de Florida sostendrán el viernes un debate en español, aunque tanto el gobernador republicano Rick Scott como el ex gobernador demócrata Charlie Crist se comunicarán mediante intérprete.

En California, el congresista David Valadao, republicano de Hanford, y la demócrata Amanda Renteria debatieron totalmente en español el sábado en una contienda por el 21er distrito legislativo en el centro del estado.

Pero el debate en Nuevo México ocurrió mientras el rival demócrata Gary King busca reemplazar a Martinez, una republicana y la primera gobernadora latina en el país.

"Aprecio la oportunidad de estar aquí hoy", dijo King mientras su voz se desvanecía por las palabras en español del traductor. Entonces atacó a Martínez por oponerse a elevar el salario mínimo en el estado y por las bajas calificaciones de la entidad en bienestar infantil.

Este debate y otros similares suponen un reconocimiento de la capacidad cada vez mayor que tiene el bloque independiente de los electores hispanos para incidir en una elección.

La gran mayoría de los hispanos en Nuevo México habla inglés, aunque existe una profunda cultura bilingüe. Algunos organismos locales de gobierno en el estado comienzan las reuniones con el Juramento a la Bandera en inglés y español.

Matt Barreto, cofundador de la firma no partidista de investigación política Latino y profesor de ciencias políticas en la Universidad de Washington, opina que los electores hispanos ven los debates en español como una señal de respeto y un esfuerzo genuino por reconocer su importancia.

Pero para King, quien es blanco e hijo de un popular ex gobernador, "el debate es más por simbolismo".

Nuevo México tiene el porcentaje más alto de habitantes hispanos.

Debates notables previos en español incluyeron un acto en 2010 en California y un foro presidencial demócrata en 2007.

El foro de poco más de 30 minutos que auspició la televisora Kluz-TV de la red Univision en Nuevo México, ofreció pocas sorpresas. Martínez y King debatieron de temas ya conocidos como economía, educación y las licencias de conducir para los inmigrantes sin permiso de residencia.

"No es un problema de inmigración, sino de seguridad", declaró Martínez en español cuando explicó por qué desea la revocación de la ley de las licencias.

"Me preocupa que se creen dos clases de ciudadanos" si se anula esa ley, respondió King en inglés.

Hablar español es una forma de hacer que estos electores se sientan cómodos, explicó Barreto.

"Todos recuerdan al ex gobernador de Texas George W. Bush hablando español, aunque era bastante malo", señaló Barreto. "Y él terminó en la Casa Blanca".