Hillary y Sanders exigen renuncia de gobernador en debate

Los precandidatos demócratas acusaron al gobernador republicano Rick Snyder de ser el responsable de la crisis sanitaria por el agua contaminada de plomo en Flint.
Los demócratas Hillary Clinton y Bernie Sanders se enfrentan en debate en Michigan.
Los demócratas Hillary Clinton y Bernie Sanders se enfrentan en debate en Michigan. (Reuters)

Michigan

Los aspirantes presidenciales demócratas, Hillary Clinton y Bernie Sanders, exigieron este domingo la renuncia del gobernador republicano del estado de Michigan señalándolo como responsable del escándalo de agua contaminada con plomo en la ciudad de Flint.

El gobernador Rick Snyder "debe entender que el abandono de su deber fue irresponsable. Debe renunciar", dijo Sanders, senador por Vermont de 74 años, al inicio del séptimo debate demócrata, organizado por la cadena CNN en Flint.

"Empezaré diciendo amén a eso", dijo Clinton, la ex secretaria de Estado que lidera la carrera demócrata.

Los dos aspirantes escucharon a ciudadanos de Flint, donde el agua en las tuberías de las casas es aún tóxica, relatar sus dificultades cotidianas resultado de la crisis.

El debate, el tercero en presentar solo a Clinton y Sanders, comenzó con un minuto de silencio en honor a la ex primera dama Nancy Reagan, quien falleció este domingo a los 94 años.

El gobernador Snyder había decidido por medidas económicas utilizar en abril de 2014 las aguas de un contaminado río local para alimentar la red de distribución de Flint.

El agua de Flint, que tiene 100 mil habitantes, es tan corrosiva que carcomió los ductos de plomo de las redes de distribución, expuso a los ciudadanos al saturnismo (envenenamiento por plomo) y corroyó las piezas de los automóviles de una fábrica local de General Motors.

En otro tema, Clinton afirmó que Bernie Sanders se opuso al rescate de la industria automotriz en Estados Unidos.

La demócrata señaló que ella votó a favor de salvar al sector mientras que Sanders, según ella, "votó en contra de los recursos" que salvaron a esa industria.

Sanders reviró que Clinton se refirió al programa de rescate para Wall Street mediante el cual "algunos de los amigos de usted destruyeron la economía del país".

Clinton dijo después que ese voto fue una decisión difícil pero necesaria y afirmó que "si todos hubieran votado como él lo hizo, creo que la industria automotriz se habría hundido y llevado con ella cuatro millones de empleos".