Entre protestas, inicia cumbre del Banco Central Europeo

Los manifestantes se reunieron en el centro de la ciudad italiana de Nápoles y marcharon hacia la Reggia di Capodimonte, el palacio donde se reunía el consejo directivo del BCE.

Roma

La cumbre del Banco Central Europeo (BCE) en la ciudad de Nápoles (sur de Italia) comenzó hoy en medio de protestas de miles de personas contra las políticas de austeridad, la pobreza, el desempleo y la especulación financiera.

Unas cuatro mil personas, según los organizadores, se dieron cita en el centro napolitano para marchar hacia la Reggia di Capodimonte, el palacio donde se reunía el consejo directivo del BCE, encabezado por su presidente, el italiano Mario Draghi.

La manifestación fue encabezada por un camión con altoparlantes a través de los cuales se llamaba a protestar contra “la precariedad, la pobreza, la desocupación y la especulación”.

“Liberémonos del BCE” o “Unión Europea vergüenza” se leía en algunas pancartas, mientras la gente en las calles aplaudía al paso de los manifestantes.

“Se ha hecho terrorismo mediático; no deben tener miedo de nosotros, sino de Draghi y de quienes están encerrados en la Reggia di Capodimonte”, dijo por micrófono Alfonso De Vita, uno de los líderes de la protesta, en relación a las noticias de los medios según los cuales en la manifestación podría haber violencia.

Cientos de efectivos de las fuerzas del orden fueron desplegados en las calles de Nápoles para vigilar la marcha, mientras tiendas y negocios permanecieron cerrados.

En tanto, en la Reggia di Capodimonte Draghi abrió los trabajos de la reunión en la que participan los gobernadores de los bancos centrales de los países europeos.

En la cumbre de octubre del BCE se deberán anunciar los criterios en base a los cuales el Instituto central europeo adquirirá a partir de mitad de mes “títulos Abs” o instrumentos derivados apoyados en los préstamos de bancos a empresas, con los que se espera impulsar el crecimiento de la economía.

En una reunión del jueves en Roma con el ministro italiano de Economía, Pier Carlo Padoan, Draghi también declaró que en la reunión de Nápoles se discutirá sobre la manera de acercar la inflación europea al 2.0 por ciento para evitar el riesgo de la deflación.

Por su parte, el presidente italiano, Giorgio Napolitano, quien recibió a Draghi y a los miembros del consejo directivo del BCE, llamaron a dar prioridad absoluta a las políticas a favor del crecimiento económico y de creación de puestos de trabajo.